Me traicioné y pasé a ser una de ellas

La caminata duró menos de 2 minutos. No pude llegar ni a la esquina. Lo que menos quería es que alguien me vea con eso puesto (soy una fashion addict) imagínense, me cruzo con el chico que tanto me gusta y me ve toda inflada. No. ¡Eso nunca! Pegué media vuelta, y volví a casa. Subí, y la deje en el perchero como si nada. Ahí, quedo por el resto de los días sin que nadie la toque. Por fin, ayer mi amiga la vino a buscar, no veía la hora de que eso suceda. Como si nada, se la puso y con cara de alegría me contaba lo mucho que la extrañaba.

Spring trends

Se viene la mejor temporada del año, y se me ocurre que un buen modo de celebrarla es con un post lleno de tendencias, para todas ustedes. Sí, a guardar la ropa de invierno que por suerte el solcito de primavera empieza a pegar y con él florecemos todas.
Para empezar, quiero contarles que en cuanto a colores, los flúor siguen dando que hablar. La idea es que estén bronceadas así les resalta más el color. Uno de los reyes de la temporada es el color amarillo, que lo vamos a encontrar tanto en ropa como en zapatos. El blanco siempre nos acompaña, es fresco, y además nos combina con todo. Para las más románticas: el celeste y el rosa pueden llevarlos sin ningún problema.

El frío: la excusa perfecta para tirarnos – con onda – el armario encima

Hace días que el frío llegó a la ciudad y es la excusa perfecta para ponernos todo el armario encima. Siempre que salgo a la mañana, necesito armarme mi look de ese día, el día anterior. No es fácil pensar que ponerme a las 8 de la mañana. Los intentos serían vanos. He llegado a salir desastrosa alguna que otra vez. Por eso, la idea de este post es que te inspires y que lleves el outfit perfecto para combatir el frío a la moda. Los tapados son una solución pero el tema es que no siempre llevamos prendas abrigadas por debajo y nos morimos de frío.

I Love Illustration

Cada vez que viajaba a alguna parte del mundo, me compraba algún libro de ilustración de moda. Recolectaba ideas, sueños y hasta me imaginaba que alguna vez iba tener las oportunidad de ilustrar alguna revista. Pero el tiempo pasó y mis ideas fueron cambiando. Deje la ilustración a un lado y me puse firme con la idea de tener mi propia marca. Por suerte, lo pude armar y hoy es una realidad. Mi biblioteca aún tiene cientos de libros de ilustración que miro de vez en cuando. Uno de mis favoritos es el de la ilustradora Anneke Krull y además tiene un blog muy divertido para que conozcan. El libro se llama¨The Beautiful ¨y el blog ¨I love illustration¨que no pueden dejar de pasar a verlo.

Una verdadera catarsis mañanera

Entonces mi mente, sin pedirme ningún tipo de permiso, dibujó dos círculos: el más pequeño decía your comfort zone (tu zona de confort) y el más grande, que estaba bastante separado del primero, where the magic happens (donde sucede la magia). ¡Y voilá! ¡Apareció ese dibujito, que está tan de moda! Inmediatamente me imaginé saliendo de la cama enfundada en un atuendo sensual, con el pelo perfecto, cual heroína (Wonder Woman o Beatrix Kiddo, lo mismo da); agarrando un vaso regordete, dos hielos y una medida de whisky (de desayuno); pegando ese esquemita en la pared y llenándolo de dardos. Sí. Eso. Hasta hacerlo parecer un colador de papel.

La que rompió todas las reglas (daría lo que sea por conocerla)

Fue vanguardista en todo sentido: comenzó a poner actrices famosas y a cantantes en las tapas causando un gran revuelo. Al público le encantó, las ventas fueron altísimas y logró volver a posicionar a Vogue como una de las publicaciones más leídas.
Pensándolo desde el presente, cada vez me arrepiento más de no haberme ido a Nueva York a probar suerte. Ahora, en mis treinta estoy en la búsqueda de otros caminos y Anna (Wintour) me recuerda a esos primeros años de facultad cargados de sueños. En honor a ella le dediqué una pared entera de mi departamento. Un cuadro con las mejores portadas. Si, hasta ahí llegó mi fanatismo por la moda y por Vogue.

Casamientos, malditos casamientos, pero no desesperen

Llega marzo, abril y la temporada está que arde. Ellas no saben que ponerse y ellos solamente se ponen el traje y listo. ¿Qué ganas de ser hombre no? No es fácil encontrar un buen vestido en Buenos Aires y lo que te gusta siempre está carísimo. Que ya me lo vieron en el casamiento anterior, que es verano y tengo todo invierno, que estoy más gorda y no me queda como antes, que voy a ir por primera vez con mi novio, podría estar todo el día tirando las típicas frases que decimos antes de ir. No hay vestidos, juro pero juro que es así. Nadie, por ahora pudo conquistar este mercado tan deseado por las porteñas.

Les cuento un poco cuáles son los must que se vienen

¡Volví de mis mega vacaciones renovada! Acá me tienen de nuevo para empezar el año con toda. Lleno de moda y nuevas tendencias. Hace unos días recorrí una serie de lugares buscando lo nuevo y lo que no puedo dejar de comentarles es: ¡Qué cara está la ropa en Buenos Aires! ¿Un par de calzas a 800 pesos? ¿Qué les pasa? Soy dueña de una marca y mis precios van acorde a lo que la gente hoy en día está dispuesta a pagar. No las quiero amargar, solo alertar para que este invierno no compren de más y sepan en qué gastar sus ahorros. La moda se renueva todo el tiempo, hoy te comprás algo y mañana ya es viejo. Por eso, les voy a contar un poco cuáles son los must para que cuando llegue el frío. empiecen con todo.