La Recova: un polo (peatonal) renovado, que se pone y que se come bárbaro / ¿Qué conocer y qué probar?

La Recova se renueva y a sus restaurantes clásicos (que si te gusta comer bien no fallan) se le suman propuestas informales, jóvenes y relajadas/Además: afters y ciclos de música en vivo/¿Qué platos pedirte en cada local y cuál es la onda de cada uno?

Picada de Il Giardino, una de las aperturas de La Recova

La Recova: un polo (peatonal) renovado, que se pone y dónde se come bárbaro / ¿Qué conocer y qué probar? Por María Delfina Carmona.

Hay un polo gastronómico que nos llamó la atención por lo lindo que se está poniendo y es La Recova de Posadas y alrededores. Justo abajo de la 9 de Julio, en la intersección entre Recoleta y Retiro, cerca de los hoteles más lujosos de nuestro corazón porteño, está esta zonita que en pocas cuadras logra un abanico de ofertas para todos los gustos (y con variedad para el bolsillo también). ¿Qué tiene de especial esta propuesta? ¿Qué otros bares vas a encontrar cerca? ¿Dónde escuchar jazz en vivo?

«Diego Servente, director general de La Recova, le contó a MALEVA: “Tenemos distintas propuestas para distintos públicos etarios y bolsillos. El espacio supo tener su impronta ‘señorial’ con una buena clientela fija que sigue estando, pero a la vez, se logró combinar con dos o tres propuestas más frescas como lo son PIBA e Il Giardino y un proyecto que se está por armar en la terraza…»

La Recova de Posadas funciona como un paseo en sí mismo y como marca garantiza seguridad siempre presente, un parking lot exclusivo y gratuito para los comensales, una calle Posadas cerrada para los peatones desde las 11 am hasta el cierre y distintas propuestas gastronómicas, todas ideales para la gente que disfruta la experiencia de sentarse a comer y sentarse a comer bien.

Todas las opciones que se encuentran son para quienes no les da lo mismo qué comer o cómo. Hay clásicos que ya llevan años (muchos años) con su clientela fija como El Mirasol – carnes premium de Argentina -, y otros como Sushi Club – sushi que no falla -, y Havanna -. lindo point de encuentros y reuniones a la tardecita- que siempre están llenos. En el rubro comida italiana, con una impronta particular en cada uno, se encuentra Piegari Pastas – con una fábrica de pastas propia arriba -, Piegari Carnes, La Stampa -cocina italiana napolitana ‘como en casa»-, Figata – platos acotados pero muy bien pensados -, Fechoria -propuesta más mediterránea, se luce el pescado- e Il Giardino, última adquisición del espacio. En la categoría comida gourmet al paso y cerveza se lucen con PIBA y sus ciclos musicales de jazz al aire libre.

«Todas las opciones que se encuentran son para quienes no les da lo mismo qué comer o cómo. Hay clásicos que ya llevan años (muchos años) con su clientela fija como El Mirasol – carnes premium de Argentina -, y otros como Sushi Club – sushi que no falla -… en el rubro comida italiana, con una impronta particular en cada uno, se encuentra Piegari Pastas – con una fábrica de pastas propia arriba -, Piegari Carnes, La Stampa -cocina italiana napolitana ‘como en casa…»

Diego Servente, director general de La Recova, le contó a Maleva: “Tenemos distintas propuestas para distintos públicos etarios y bolsillos. El espacio supo tener su impronta ‘señorial’ con una buena clientela fija que sigue estando, pero a la vez, se logró combinar con dos o tres propuestas más frescas como lo son PIBA e Il Giardino y un proyecto que se está por armar en la terraza”. Destacando el abanico de restaurantes de categoría, agregó: “Funcionan como una competencia espejo, es buenísimo ese imán. La gente viene en su auto, tiene parking propio y tiene la posibilidad de elegir qué es lo quiere, sabiendo que en todos puede sentarse a comer bien. ofrecemos una experiencia ya solucionada”.

Vamos a hacerle doble clic a tres elegidos del espacio.

1) Il Giardino: lo más reciente de la Recova (espíritu tano pero mucho más) / Jueves de after, Spritz como se debe y platazos como el pulpo a la chapa / Pellegrini 1576.

Il Giardino es la apertura más reciente de La Recova, cuenta con 4 meses recién cumplidos. Es el tercer proyecto que cranea Mauricio Romagnoli -el ‘tano cubano’- en Argentina. Nace de la búsqueda constante de querer trasladar la verdadera gastronomía italiana con recetas exclusivas y materia prima exportada. Se destacan las pastas a mano y las carnes con su cocción al estilo Kansas – bien lenta y ahumada por 12/14 hs -.

Además, tienen coctelería de autor y clásicos que no fallan en su carta de tragos. “Busco lo que no hay en otro lado y lo traigo”, cuenta Mauricio en su español con tonada tana con pizcas de cubano. “Hay pequeños detalles en las culturas que son diferentes y eso cambia todo, ahí está nuestro secreto: en esos detalles que traje de allá”, confiesa.

La carta habla por sí sola, pero si tenemos que recomendarte un plato no podes irte sin probar el Tortelli Toscano con salsa de tartufo y funghi. Otro must es el Pulpo a la Chapa con salsa de remolacha. Mauricio se anima a decir que su Aperol no se toma en ningún otro lugar de Buenos Aires y grandes gastronómicos y sommeliers le dan la derecha, destacando ese trago como uno de los mejores hoy en la escena. Otro plus es que Mauricio es dueño de Café Romagnoli, un blend de café italiano que “tuvo que crear” porque lo que a él le gustaba no lo encontraba en el mercado: “Quiero un producto bien y lo creé. Tuesto el grano hasta que es casi aceitado”, dice orgulloso. Lo probamos y damos fe que lo logró.

Están armando buenos after office con dos propuestas: jueves con un DJ fijo apuntando a un público joven y viernes con música de los 80/90’s. Los sábados también tienen un DJ Set que hace un mix de ambos. Y ojo con esta data: cada 15 días, los mediodías de los sábados de por medio, tienen a Franco Ferrari, un acordeonista y cantante lírico tocando en vivo y es una experiencia sonora que marida muy bien con su carta.

2) PIBA: street food para juntarse con amigos / Datazo las tardes de jueves y ahora ¡Su gin tonic propio! / Cerrito 1541.

PIBA es uno de los referentes de la tendencia del ‘street food’ en Buenos Aires con una propuesta gourmet al paso, relajada, ondera. Y puntualmente en La Recova, son el spot ideal para cerrar el día post laburo. “PIBA es el que más le aporta juventud al lugar”, dice Diego Servente, director ejecutivo de La Recova. Esta es la segunda sucursal que abrieron y ya cuentan con otras 6 en spots claves de la city (¡y uno en Milán!). Lo que hace que esta sea única es su movida de “Sidewalk Music Sessions” con jazz en vivo los miércoles y sábados y artistas más alternativos los jueves. Planazo.

Todas las líneas de cerveza que sirven (salvo la Grolsch) son propias y están estrenando una novedad: ¡a partir de ahora, vas a poder pedirte su Gin Tonic tirado propio! Tienen una carta amplia y constantemente están jugando con sabores nuevos en sus pinchos. No le hacen asco a ningún ingrediente: bondiola, molleja, pollo, pulpo español (lujazo), atún rojo, langostinos, salmón, alcauciles, ¡podés probar todo eso y más! También tienen una línea de sándwiches gourmet y están implementando una opción vegana nueva en una hamburguesa a base de arvejas. “De todo buscamos nuestra receta propia con nuestra identidad y despegarnos del mercado con productos siempre premium”, nos cuenta el chef Rafael Aguilar.

“Es un lugar de amigos, no tan formal, el espacio es cómodo. Siempre vas a ver a los dueños, a la gerencia, a las caras del equipo dando lo mejor de sí; siempre hay alguien que le importa cómo la esta pasando el cliente”, concluye Rafael.

3) Figata: placeres mediterráneos que dan en el blanco / Posadas 1052.

Figata busca hacer un recorrido por las distintas regiones de Italia y sus sabores mediterráneos. Tiene platos acotados pero muy bien pensados: dan en el blanco en la  combinación de gustos que quieren resaltar. Se destaca la presentación, el precio en relación a la calidad, la carta de postres y el café que sirven. El público de Figata es un público fidelizado, que vuelve, que disfruta de ir a comer afuera y pagar algo que vale la pena. Tiene un salón adentro con mesas bien distanciadas entre sí, pero el protagonista es el jardín verde para aprovechar los días de primavera en plena ciudad.

“Figata invita a vivir una experiencia italiana, con técnicas que remiten a nuestra infancia, a platos clásicos como las pastas y recetas de familia. Con productos frescos y exquisitos, conserva el espíritu de sus raíces e invita a ser parte de un viaje de sabores”, nos cuentan los dueños.

¿Qué comer? Las Cuerdas elaboradas con tinta de calamar combinadas con frutos de mar y la Lasagna di la Casa son dos imperdibles del menú. Para los fanáticos de los sabores napolitanos: las distintas variedades de pizza Figata, Margherita, Diavola, Funghi y Capresse son para ustedes. Y si hay algún nostálgico de la Toscana, se puede sentir esa región en el paladar con los Fettucini Toscana o los Gnocchi de espinaca con queso parmesano crocante.

*

Y ya que estamos en zona, permítannos contarles de nuestros tres elegidos: Pro Vin Cia, una vinoteca que ofrece vino por copa con mesitas de mármol en la vereda; Florería Atlántico, un consagrado en el mundo -¡top 10!- de los cocktails con la firma de Tato Giovannoni; y Pony Line Bar, el bar de polo en la planta baja del Four Seasons.