Galería Maleva (de artistas que la rompen) / Entrevista a Loli Laboureau: «la fotografía nunca es pecado»

Con inspiración onírica, sus imágenes fueron publicadas por algunos de los medios más importantes (como Vogue o Dazed) y tuvieron importantes menciones (semana de la moda de Nueva York)/¿Por qué asegura que en fotografía «el fin justifica los medios»/¿Qué artista joven la inspira?/Además: ¿qué sintió al llegar a ser finalista de la competencia internacional de fotografía de Sony?

Foto de Loli por Sofi Camaratta

Galería Maleva (de artistas que la rompen) / Entrevista a Loli Laboureau: «la fotografía nunca es pecado». Por Sol di Vito.

A Loli Laboureau (“se pronuncia Laburó”, es lo primero que uno lee en su perfil de Instagram) le gusta ser retratada con un bigote como su marca de autor. Quizás como escudo, al estar acostumbrada a estar del otro lado de la cámara, o quizás su explicación se rige menos por la lógica y más por una absurda ambigüedad. ¿Artistas, no?

Así inauguramos esta nueva sección de MALEVA, en la que entrevistamos a artistas jóvenes y argentinos que la están rompiendo, haciendo foco en su trabajo y metodología, a fin de crear una plataforma de difusión que de nota de lo revolucionada que está la escena artística local en nuestros días.

En esta primera entrega, la artista del momento es Dolores Laboureau, más conocida como Loli, fotógrafa en transición a Directora Creativa y curiosa por la animación y el mundo audiovisual. Sus trabajos han aparecido en grandes publicaciones como Dazed, Vogue, Nylon, MILK e incluso una de sus fotografías fue elegida como la mejor imagen de la Semana de la Moda de Nueva York por el vicepresidente de IMG en 2019.

Con inspiración onírica y gran énfasis en sus raíces, Loli rechaza el elitismo de “tener que tener la mejor cámara” y asegura que “la fotografía nunca es pecado, el fin justifica los medios”, es decir, que una gran foto puede ser sacada con el celular.

Foto de Loli por Nikki Ortiz

«Me inspiro mucho en mis sueños. Sueño básicamente todos los días de mi vida, muchos de esos sueños que tengo son muy enriquecedores a nivel visual porque no es nada como lo que haya visto antes en mi vida. A partir de esto, anoto todos mis sueños en un cuaderno que me regaló mi hermana…»

Ya te han preguntado cuáles fueron tus inicios en la fotografía, pero nosotros queremos saber: ¿cuál fue el momento en el que dijiste “la pegué, soy artista”?

Hace poco me pasó que entré en la competencia internacional de fotografía de Sony en la categoría profesional de portfolio que cuenta con que envíes una serie de imágenes que te representen como fotó[email protected] y para mi sorpresa quedé finalista. No pensé “la pegué como artista” pero generalmente suelo ser muy subjetiva con mi arte y pierdo un poco la dimensión de lo que estoy haciendo al punto que no sé si estoy flasheando con lo que hago. Este reconocimiento se sintió como una palpadita en la espalda de parte de profesionales con mucho más experiencia que yo diciéndome “es por ahí”.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Me inspiro mucho en mis sueños. Sueño básicamente todos los días de mi vida, muchos de esos sueños que tengo son muy enriquecedores a nivel visual porque no es nada como lo que haya visto antes en mi vida. A partir de esto, anoto todos mis sueños en un cuaderno que me regaló mi hermana con el fin de que algún día me sea útil a la hora de encarar un proyecto.

¿Cómo creés que las redes influyen en tu trabajo?

Las redes en mi caso funcionan como portfolio y canal de difusión. Es importantísimo aprender a usarlas bien para que te rindan al máximo sin volvernos dependientes de las mismas. A veces me juegan en contra porque me siento un poco esclava de la aprobación ajena por eso día a día trato de trabajar en mi misma para que eso me deje de pasar.

En el mundo 3.0 donde la fotografía se democratizó y todos tenemos cámaras y editores: ¿»Ojo» o técnica? ¿Qué es más importante? ¿La fotografía con el celular es pecado?

Uf, qué pregunta difícil pero no creo que estos dos conceptos sean independientes el uno del otro. Para tener la técnica afilada tenés que tener ojo. El ojo es un músculo más en nuestro cuerpo que hay que entrenar todos los días, sería algo como ir al gimnasio y en este caso la técnica vendría a ser el ejercicio que usás para entrenarte. La clave de tener un buen ojo es poder traducir las ideas de la mejor manera posible en algo tangible. Respondiendo a tu otra pregunta, la fotografía nunca es pecado, el fin justifica los medios. En esta época de redes sociales e inmediatez la baja calidad garpa y no es criticada como antes dónde “¿qué cámara usas?” parecía ser la única explicación ante una gran foto.

Foto de Loli por Guada Stewart

«Para tener la técnica afilada tenés que tener ojo. El ojo es un músculo más en nuestro cuerpo que hay que entrenar todos los días, sería algo como ir al gimnasio y en este caso la técnica vendría a ser el ejercicio que usás para entrenarte. La clave de tener un buen ojo es poder traducir las ideas…»

¿En qué creés que innovan los artistas jóvenes en tu rubro? ¿Qué están revolucionando? ¿Qué reglas rompen? ¿Cuáles escriben?

Es un poco de lo mismo que mencioné antes, la exploración de distintos formatos de cámaras, distintas tecnologías más y menos profesionales. El uso de texturas, deformar las fotografías, cambiar los colores. Nos permitimos jugar porque hoy en día todo nos aburre rápido y para que eso no pase hay que experimentar.

¿Un rincón que te inspire de Buenos Aires? ¿Por qué?

Cardales, sin pensarlo dos veces. Crecí allá y hoy es mi refugio que me permite meditar y bajar un cambio. También tengo muchos recuerdos con mi familia y Canela que hoy no me acompaña pero fue un ser esencial en mi vida.

¿Un consejo para un fotó[email protected] amateur?

Entrenen todos los días. Y con esto me refiero a sacar fotos, editarlas y nutrirse de películas con estéticas increíbles, museos y libros. No hay un camino más rápido.

¿[email protected] artista joven que te inspire?

@chloe.felopulos la conozco de chica y verla crecer fue algo bastante increíble. Es estilista y tiene una estética única donde combina ropa vintage con fotos sacadas con el celular pero increíblemente bien editadas.

¿Tu fotografía/obra favorita? ¿Por qué? Contamos cómo fue crear esa obra en particular.

Mi foto preferida es la foto de mi hermana sosteniendo a Federica, su hija, que está llorando. Creo que la elijo por qué cuando mi hermana se convirtió en mamá pude ver todo el esfuerzo que se nos exige a las mujeres sin recibir nada a cambio. Mi hermana recién se levantaba de una siesta y era nuestro último día de vacaciones, le pedí que se ponga la ropa que había seleccionado para ella y un pañal para Federica. De ahí nos fuimos a la playa y habremos estado como mucho cinco minutos y salió esa imagen que hoy se convierte en mi foto de cabecera.

¿Tu mayor logro como artista?

Poder vivir de lo que me gusta. En la realidad que vivimos sé lo afortunada que soy por poder hacer lo que me gusta y poder vivir de eso.

Arte y activismo: ¿hay alguna idea o movimiento actual que te moviliza a crear?

Sí, toda la desigualdad social y la destrucción del medio ambiente. Ahí es donde trato de no vender mi arte por un par de aplausos. Hoy comunico esta insatisfacción a través de la serie de los forros que sé que muchas veces pueden no caer bien pero ese es mi lado más crudo como artista y no quiero perderlo.

Galería por Loli Laboureau

«Houlani» con Mel Anton

 

The Blonds en NYFW para Spring Studios

 

«The Fortune Teller», seleccionada en la competencia Sony

///

Todas las fotos de esta nota son gentileza de Dolores Laboureau