#Top10 para comer en Nueva York según un chef argentino formado en las mejores cocinas neoyorkinas

Facundo Kelemen, el chef de Mengano Bodegón y conocedor – de primera mano – de la escena foodie neoyorkina, revela dónde comer como los dioses en la gran ciudad. Desde un “puestito” glorioso de sushi hasta un brunch maravilloso de Greenwich Village

Minetta Tavern es una de las coordenadas donde, según Kelemen, está la hamburguesa más rica de todas

¿Dónde comer en Nueva York según un chef argentino que se formó en las mejores cocinas neoyorkinas? / Top ten de coordenadas nada obvias

Comer en Nueva York es una experiencia infinita y sorprendente. Pero también abrumadora por la cantidad y la diversidad de propuestas, con influencias de todo el mundo. Bien lo saben los que patearon las calles de Manhattan, de Williamsburg, de Dumbo. Facundo Kemelen, el chef de Mengano Bodegón (un restaurante que desde que abrió el año pasado en Palermo viene dando mucho que hablar con su propuesta de reversionar los platos populares porteños con técnicas de la alta cocina) vivió algunos años en la gran manzana donde se formó en algunas de las cocinas neoyorkinas más prestigiosas. Desde Nomad hasta Atera pasando por el elegante Eleven Madison Park. En esta nota le revela a MALEVA cuáles son, a su criterio y habiéndolas probado todas, las diez coordenadas foodies imperdibles. ¡Tomen nota! 

1) ESTELA: PLATOS INGENIOSOS Y CON MUCHA CALIDAD (¡EL ARROZ NEGRO ES LA ESPECIALIDAD!) / 47 E HOUSTON St

“Es un lugar chico y ruidoso, pero la comida es súper ingeniosa sin tener un ejército de cocineros ni instrumentos muy sofisticados (y una de las cocinas más apretadas que pisé). Imperdibles: El arroz negro es la estrella, pero tiene varios platos excelentes, como el tartare, los dumplings de ricota o el foie gras envuelto en hojas de parra (entre otros). Como nota adicional, también tienen un brunch excelente con sándwiches llevados a otro nivel.”

2) ATOBOY: EXCELENTE COCINA COREANA A PRECIOS ACCESIBLES (EL MAÍZ CON QUESO Y BACON LA ROMPE) / 43 E 28TH STREET

Comida coreana de alto nivel a un precio accesible. Por un precio fijo (30 y pico de dólares), te dan a elegir un plato en cada sección del menú. En total son tres. Viene con acompañante de arroz (pedir el de algas) y kimchi. Todos los platos son buenos, pero el maíz con queso y bacon es excelente, así como el pulpo, el pollo frito y la quijada de cerdo crujiente.”

3) MINETTA TAVERN: LA MEJOR HAMBURGUESA IN TOWN ESTÁ ACÁ / 113 MACDOUGAL ST, NOHO

“Bistró vieja escuela con la mejor hamburguesa que vas a probar en tu vida. Si bien este lugar tiene muchas cosas buenas, como el osobuco o la carne (tiene un bife para compartir alucinante), acá hay que venir por la hamburguesa ‘Black Label’. Tiene un precio elevado (algo más de 30 dolares), pero vale cada centavo. Ah, y se pide jugosa sí o sí.”

4) THE NOMAD RESTAURANT & BAR: PARA UNA OPCIÓN MÁS SOFISTICADA Y DE ALTA COCINA / 1170 BROADWAY & 28TH ST


“Restaurante de Daniel Humm y Will Guidara, dueños (entre otros) de Eleven Madison Park. Situado en un hotel que lleva dicho nombre por el barrio en el que se encuentra situado, es más formal y un poco más caro que los anteriores. Pero la comida es espectacular. La estrella es el pollo relleno de foie gras y trufa (es caro, a $93, pero es para compartir), aunque el resto de la carta es igualmente buena y va variando acorde a la temporada.”

5) CAFE CHINA: UNA OPCIÓN ESPECTACULAR, GANADORA DE UNA ESTRELLA MICHELIN PERO IGUALMENTE ECONÓMICA / 13 E 37TH ST


“Es un restaurante de comida de Szechuan, una región de China (la estrella Michelin más barata de la isla y uno de los más accesibles de esta lista también). Todo es excelente, pero como imperdible los Wontons picantes y los Dan Dan noodles (fideos picantes con salsa hecha a base de pasta de sésamo y aceite de chile). Se sirve con cerdo picado por encima, verdeo y bok choy. También tienen dumplings, baos, y más.”

6) BUVETTE: UN BRUNCH EJEMPLAR EN LA ZONA MÁS LINDA DE NUEVA YORK / 42 GROVE STREET, WEST VILLAGE

Brunch en, a mi entender, la zona más linda de NY, Greenwich Village. La comida es clásica pero excelentemente ejecutada. El lugar es chiquito pero muy bien puesto. Y la espera es larga, muy larga (a menos que te levantes temprano un sábado). Pero si llegás a las 13 o 14, tenés al menos una hora de espera, lo que te da tiempo a recorrer la zona.”

7) SUSHI ON JONES: GRAN RELACIÓN PRECIO CALIDAD, SEIS SEDES Y UN MENÚ FIJO ESTILO OMAKASE / 348 BOWERY ST

“Es un puestito que está en una especie de feria sobre la calle Bowery. Tiene seis lugares y el menú es fijo, estilo Omakase. Te sirven alrededor de 10 piezas y, con un costo extra podés pedir especiales. Relación precio-calidad es de lo mejorcito, lo que no te da en ambiente te lo da en calidad de comida ($50). Si preferís estar en un lugar más cómodo, Blue Ribbon Sushi es una excelente opción también.”

8) CASA MONO: PARA LOS NOSTÁLGICOS DEL TAPEO ESPAÑOL, UNA OPCIÓN QUE ESTÁ MUY BIEN


“Restaurante de comida española que no defrauda. Todo lo que pedís acá, es bueno. La codorniz está entre mis favoritos. Es del estilo de restaurante de Estela (o Estela es del estilo de Casa Mono), son platos medianos para compartir, estilo tapas.”

9) CONTRA & WILDAIR: DOS RESTAURANTES HERMANOS Y GENIALES, UNO MÁS FORMAL Y OTRO MÁS RELAJADO / 138 ORCHARD ST & 52 IRVING PLACE

“Restaurantes hermanos situados en la entrada del Lower East Side, uno al lado del otro. Contra es más formal, con un menú por pasos excelente que varía por temporada a un precio accesible. Wildair tiene mesas altas para compartir y es a la carta, con clásicos imperdibles como la Papa Rosti o los langostinos fritos con el limón (frito también).”

10) THE CANNIBAL: BIEN CARNÍVORO, VIBRA CHILL, MUCHA BIRRA IMPORTADA Y UN PATIO AL AIRE LIBRE / 113 E TH ST


“El lugar más relajado de toda la lista, que si bien cuenta con muy buena comida (como su nombre lo indica, pedazos de carne de gran tamaño, hasta hacen sus propias salchichas y una cabeza de chancho a pedido) lo que más me sorprendió, fue su gran variedad de cervezas de todo el mundo. Al fin y al cabo, qué mejor que comer una buena salchicha acompañado de una cerveza al aire libre en NY (sí, tiene un patio en el fondo).”