Belu Barragué: “un error fatal si sos emprendedor es creer que nadie lo hace mejor que vos”

Belu fundó Sofía de Grecia hace once años y la rompió. Hoy sigue siendo una visionaria. 

La sección “Emprendedores” de MALEVA es auspiciada por Hit-Cowork “Amá tu forma de trabajar” 

Belu Barragué: “un error fatal si sos emprendedor es creer que nadie lo hace mejor que vos”.

“Soy inquieta, desordenada y curiosa”. Así se define Belén Barragué, que con 31 años, hace casi 11 que emprende. Su primer amor: Sofía de Grecia, una marca de moda online que fundó en el 2008 y que hoy se transformó en una peso pesado de la indumentaria argentina, con cinco locales físicos y uno online. Ella, una gran referente en lo que emprendedurismo, marketing digital y moda respecta, apostó por las redes sociales y el mundo digital cuando era un universo inexplorado. ¿Visionaria? Claro.

Es Directora Creativa de SDG y afirma con muchísima convicción que ama su trabajo. Con un libro publicado en su haber – entre otros logros – le contó a MALEVA en exclusiva algunos de sus aprendizajes dentro del rubro indumentaria, y otros secretos para el éxito del emprendedor.

¿Qué errores son hoy fatales si sos emprendedor?

Un error fatal si sos emprendedor y vendés productos, es únicamente vender en las redes sociales y no tener una tienda online. Algo que parece obvio, pero hay muchos emprendedores que no tienen tienda online, a pesar del costo tan bajo que representan hoy en día. Podés tenerla en Tienda Nube, Mercado Shop o WooComerce abonando un fee mensual muy bajo.

Otro error creo que es pensar que nadie lo hace mejor que vos, y tener miedo a delegar. Saber delegar es clave para poder crecer. También, si tenés esa persona ideal en el equipo y se va, entender que, lamentablemente, nadie es irreemplazable en este mundo. Nadie del equipo ni vos.

Y también, creo que otro error es pensar que el crecimiento va a traer mayor rentabilidad. Creo que el momento en que Sofía de Grecia fue más rentable fue cuando éramos más chicas, cuando teníamos menos estructura. Y hay que tener mucho cuidado cuando uno empieza a crecer en estructura porque ya el punto de equilibrio cambia, y las exigencias son bastante grandes. A veces es mejor quedarse con un modelo de negocio más fácil de gestionar. Creo que ese es un error típico.

“Hay que estar al día con los cambios en las redes, porque para los emprendedores son una oportunidad de destacarse. En una empresa grande, donde hay mucha burocracia, instalarse en una red social implica tiempo y muchas personas involucradas. En cambio, si sos emprendedor tenés un campo de batalla nuevo donde va a haber pocos competidores y donde te podés destacar, y si sos creativo la podés romper…”

 

Algunos dicen que la moda es un rubro particularmente difícil. ¿Es tan así o es una “excusa” de los que no logran tener éxito?

La crisis está afectando a todas las industrias, pero la moda es una de las más afectadas. No tenemos tanta competitividad con lo que es indumentaria, pero sí con lo que es calzado. Los zapatos argentinos son como los italianos. Hay una diferencia abismal entre lo que es un zapato chino con uno argentino, y los argentinos siguen eligiendo los zapatos argentinos. Es decir, vos viajás afuera y no te compras un zapato. Pero en cuanto a lo que es indumentaria, sí. Y ahí es donde perdemos competitividad. Con la suba del dólar en octubre eso se estuvo nivelando. Es un sector difícil porque hay barreras de entrada, entonces más con las redes sociales y lo fácil que es montar una tienda online, cualquiera puede revender o mandar a fabricar pocas prendas. Porque la verdad es que es una situación difícil para los talleres, que están accediendo a mínimos accesibles, cosa que antes no sucedía. Hay muchos compitiendo por un mercado que ya está saturado, que también compra en el exterior, que está exigente y que ahora tiene poco poder adquisitivo o también está demandando otros consumos.

Creo también que hay una mega tendencia en que las personas consumen más experiencias hoy que hace cinco años. Ya no está más esto de salir a comprar ropa como pasaba antes, como cuando yo tenía veinte años y estaba en la facultad, y mis amigas me decían “vamos a Santa Fe a comprar ropa” y era algo divertido y todas nos comprábamos una prenda para salir esa noche. Hoy se consumen más experiencias, y esto está relacionado a las redes sociales, por más de que quizás nadie lo admita. Compartís en las redes un brunch con amigos, una escapada a Mendoza, pero no vas a compartir unos zapatos que te compraste, es muy frívolo (salvo que seas instagrammer de moda). Es el hecho de que nuestra sociedad comparte todo en las redes, y lo que se comparte son las experiencias. Aumentó el consumo de las experiencias. Y eso también le quitó ventas a la moda porque el poco ingreso disponible que tienen los consumidores, lo destinan a salir a comer con amigos antes que comprarse una remera.

El primer libro ¡y todo un éxito! de Belu Barragué: dirigido a emprendedores

“Otro error es pensar que el crecimiento va a traer mayor rentabilidad. Creo que el momento en que Sofía de Grecia fue más rentable fue cuando éramos más chicas, cuando teníamos menos estructura. Y hay que tener mucho cuidado cuando uno empieza a crecer en estructura porque ya el punto de equilibrio cambia, y las exigencias son bastante grandes.”

En esto sos experta: ¿Cómo hacés como emprendedor para seguir el ritmo de cambio frenético de las redes? ¿Es necesario estar en todas full time?

Hay que estar al día con los cambios en las redes, porque para los emprendedores son una oportunidad de destacarse. En una empresa grande, donde hay mucha burocracia, instalarse en una red social implica tiempo y muchas personas involucradas. En cambio, si sos emprendedor tenés un campo de batalla nuevo donde va a haber pocos competidores y donde te podés destacar, y si sos creativo la podés romper. Entonces sí, tenés que estar al tanto, tenés que leer blogs, tenés que estar primero que todos. Es fácil hoy, porque hay mucha información. No creo que sea necesario estar en todas las redes sociales, pero sí aprovechar todos los formatos y espacios de una misma red social. Es decir, si estás en Instagram, tenés que aprovechar los vivos, tenés que aprovechar las historias y el IG TV. Porque seguramente tus competidores grandes, por ahora, no están explotándolo. No hay que estar en todas las redes sociales porque vas a tener que crear mucho contenido, y eso implica tiempo y dinero. Además, seguramente no tengas todo ese tiempo para crear contenido específico para esa red, y replicar el contenido no tiene mucho sentido.

¿Pensás en ampliarte con Sofía de Grecia – u otro proyecto – hacia otros rubros? ¿Decoración, algo para hombres, etc?

En un momento había pensado expandir Sofía y hacer un local “Casa de Grecia”, de hecho registré la marca. Me gusta mucho la decoración, y siempre que vienen mis amigas a casa me dicen “me encanta tu cama, me encanta cómo lo tenés decorado”. Entonces pensé que quizás en eso puedo ser buena, haciendo muebles, un rubro que la verdad no tenía ni idea. Pero bueno, con el tiempo – ya pasaron casi once años desde que estoy emprendiendo – estoy menos ambiciosa, busco disfrutar más, hacer otras cosas. También surgieron otras oportunidades relacionadas a mi marca personal, ya publiqué mi primer libro, estoy dando talleres de marketing digital, de Instagram marketing, entonces estoy más enfocada en eso que descubrí que es una pasión que me encanta, que seguir creciendo Sofía y tener más locales. Porque tener locales está bueno, pero también es algo que con el tiempo cansa. Yo prefiero vender más online que seguir abriendo puntos de venta físicos.

Miremos la mitad llena del vaso: ¿Qué es lo mejor de emprender en Argentina?

Sinceramente no estoy muy contenta con la situación del país, pero creo que lo mejor, es que cada año hay más puertas. La ley de emprendedores, por ejemplo. Que podés hacer tu empresa en un día con un capital inicial. Creo que cada año tenemos más voz y voto, se está dando más bola a los emprendedores por parte del gobierno