CERRO CATEDRAL: ¿CÓMO DISFRUTAR A PLENO UNA ESCAPADA DE ESQUÍ? / POR SANTIAGO ENEAS CASANELLO (DESDE BARILOCHE)

38869542_2211312148940615_556597988848304128_n
Sobre las nubes: el increíble paisaje de Catedral
 

CERRO CATEDRAL: ¿CÓMO DISFRUTAR A PLENO UNA ESCAPADA DE ESQUÍ? / POR SANTIAGO ENEAS CASANELLO (DESDE BARILOCHE). 

En Bariloche el esquí es una cultura, como en ningún otro lugar de la Argentina. Tiene su historia de casi un siglo, sus pioneros y sus referentes. Este deporte invernal adictivo (junto al snowboard desde ya) tiene en las laderas del Cerro Catedral su centro magnético en el país. Y por la cantidad de brasileños, que incluso llegan en vuelos directos desde San Pablo, podríamos decir de Sudamérica. Sesenta pistas (la mitad de ellas entre bosques de lengas), 120 kilómetros esquiables, la asombrosa panorámica del enorme y azul lago Nahuel Huapi y casi cuarenta medios de elevación, desde teleféricos hasta aerosillas de vértigo. Además de paradores de montaña con mucho ambiente (no estuvieron aquí si al menos no se tomaron una cerveza en el refugio Lynch) y platos calóricos; y una base con un pueblo (villa Catedral) repleto de bares, cafés, tiendas de ropa, y geniales situaciones de “après-ski” que se activan a las cinco de la tarde (mucho cachengue, sets de dj´s y happy hour). Y también está Bariloche, que es una ciudad con tantas propuestas que abruma, aunque algunas vamos a mencionar en esta nota.

1) ¿CUÁLES SON LAS CINCO SITUACIONES (Y PISTAS) IMPERDIBLES DE CATEDRAL SEGÚN LA MEJOR ESCUELA DE ESQUÍ Y SNOWBOARD?
39744866_2235767913161705_4744499889122050048_n

Según le revelaron a MALEVA desde Fire on Ice, la escuela más reconocida y con trato más personalizado del cerro, nadie que llegue hasta Catedral debería perderse:

  • Una visita al refugio Lynch “porque tiene la mejor vista, tanto en invierno como en verano, y además es el más clásico e icónico parador de montaña del cerro”; esta revista probó su sopa humeante de zapallo y sus ravioles de cordero y son un diez. Un café irlandés cuando afuera las ráfagas de viento andino llevan la temperatura a bajo cero, también es un pequeño placer del Lynch.
  • Esquiar en “Panorámica” que es una pista también con una vista sublime “que inicia siendo roja por el filo de la montaña” y luego se transforma en negra; Debe haber pocas pistas en el mundo – sin exagerar -, que tengan a sus pies un entorno visual tan tremendo: estepa, cumbres blancas como la del Tronador, los brazos y las islas del lago, y el manto verde de los bosques patagónicos.
  • Esquiar en “Intermedia” y “1200”, “son pistas con bastante inclinación y una visual que permite obtener una panorámica de los lagos, en septiembre son imperdibles”.
  • La última recomendación es no perderse las pistas “Punta Nevada y Cooper Mountain“, la primera es azul y la segunda roja, pero una continúa a la otra, la magia es que se pueden descubrir desde ellas, los picos más emblemáticos de la cordillera.

Fire on Ice ofrece todo tipo de clases: grupales en el Fire on Ice experience durante tres días enteros, exclusivas y semi exclusivas. A su vez, uno de sus orgullos es la escuela para chicos, donde además de aprender a esquiar (o hacerlo cada vez mejor) participan de un montón de juegos. Asimismo, ofrecen clases pensadas específicamente para adolescentes de 13 a 17 años, en las que prometen mucha adrenalina y diversión.
IMG_5414
El canchero local de Fire On Ice está justo frente a los medios de elevación más importantes de la base, en diagonal al hotel Pire Hue y la aerosilla séxtuple. Esta escuela fue fundada en 2005 por el alto, siempre sonrisa, y eximio esquiador barilochense Cristian Dangavs y su socio Eduardo Ghersi. Dangavs, quien trabajó durante muchos años en centros de esquí de Europa como el super exclusivo Saint Moritz de Suiza y está lleno de anécdotas insólitas, sobre todo con sus alumnos jeques árabes, se dio cuenta de que algo le faltaba a Catedral: una escuela donde se le prestara atención al detalle, donde los alumnos disfrutaran en vez de estresarse, donde el estilo y la atención fueran de nivel internacional. Ya en 2006 eran un equipo conformado por veinte de los mejores instructores de Bariloche. Una de las claves de su éxito son las alianzas con algunos de los protagonistas más sofisticados de la escena turística de la ciudad como el hotel Llao Llao, de la que son su escuela de esquí exclusiva. Otro plus de Fire on Ice es que cuenta con el primer sistema de beneficios para alumnos donde se incluyen restaurantes de primer nivel, una cafetería boutique, una bodega, y productos de  emprendedores locales. “Nosotros buscamos promover la pasión por la montaña y por esta majestuosa Patagonia”, es su mantra.

2) UNA TREMENDA ESCENA CERVECERA (DOS IMPERDIBLES: PATAGONIA Y KUNSTMANN)

PATAGONIA-5
Tal vez les suene esta dirección: kilómetro 24,7 porque la vieron en la etiqueta de la cerveza IPA de Patagonia en las góndolas de cualquier comercio del país. Remite al kilómetro del Circuito Chico en el que está emplazado el bar de Cervecería Patagonia, que con una vista idílica del lago Moreno y 1500 m2 de espacio, con un parque tremendo que cuelga sobre el lago Moreno, es el nuevo fetiche barilochense. Esa coordenada a la que todos te dicen que tenés que ir. Una opción es no perderse el atardecer e ir directo desde el cerro. Otra es participar de la visita guiada con posterior cena de maridajes, que es una oportunidad para descubrir los secretos de la elaboración de la cerveza. El guía y anfitrión se llama Agustín Stella y es un joven más que apasionado por el arte de la espuma, quien realiza una explicación amena, didáctica y llena de buenos datos y consejos como que por nada del mundo hay que tomar la cerveza helada porque pierde todas sus notas de sabor y aromas. Las instalaciones de producción de Patagonia son tan pulcras y modernas que parecen de la NASA. Y dato curioso: es aquí en donde se piensan, elaboran y prueban los distintos estilos de cerveza que luego la cervecería va a elaborar en cantidades industriales y vender a nivel nacional.
36607988_1417397721694678_929564449092665344_n
Otra cervecería que hay que visitar en el Circuito Chico es Kunstmann, de origen chileno y con una impronta muy alemana. Ubicada en Bustillo, km 7,8 de Playa Bonita, con vista a la isla de Huemul. Cuenta con 900 metros cuadrados. La planta inferior es un restaurante más clásico, el segundo piso es un nuevo bar cervecero con un estilo más joven. Ofrecen: tours cerveceros, degustaciones individuales y grupales, “delirios del maestro” que son partidas experimentales limitadas que sólo pueden disfrutarse en la cervecería, presenciar la elaboración de la cerveza en vivo. Los platos son muy abundantes. Prueben el salmón y el Chucrut. Al ingresar a la cervecería, llaman la atención los lockers “Stammgäste”, que significa “clientes frecuentes” en alemán, es un espacio en el que los más fieles visitantes de la casa pueden dejar sus vasos, copas o chops y utilizarlos en cada visita.
Dos otras paradas cerveceras que valen la pena son Manush, km 4 de la Bustillo y muy querido por los jóvenes de Bariloche y la mágica sede de Cervecería Berlina, escondida en pleno bosque, en Colonia Suiza. A media hora del centro de la ciudad.
3) ¿DÓNDE ALOJARSE?
2charming-02
Charming Luxury Lodge & Private Spa tiene todo lo que se espera de un alojamiento cinco estrellas, pero con algunas características que lo hacen único. Con la fisonomía de una pequeña aldea alpina, y multipremiado por los usuarios de TripAdvisor, las opciones van desde suites para para parejas hasta residencias de 260 m2 para nueve personas. Ahora la magia: imaginen una cabaña con vistas antológicas del lago, playa bonita y la cordillera, con terrazas que parecen suspendidas sobre el risco, con una salamandra para desplomarse en la cama después de un día de esquí viendo los troncos arder. Y un spa privado por cabaña. Que incluye sauna, baño turcos, ducha finlandesa con juego de colores, y un jacuzzi para dos con un plasma para ver una peli o una serie, entre burbujas. Su restaurante “Stag”, ofrece una de las propuestas gastronómicas más sólidas de la ciudad. Tres platos imperdibles: fondue de queso para arrancar, y luego ravioles de hongo o cordero y el Rack de cordero con papas, zanahoria y puré de remolacha. Charming es uno de esos hoteles donde la atención es esmerada en serio. Ejemplo: cada noche alguien del personal te deja dos chocolates con una ficha en la que figura el pronostico del clima para el día siguiente. El desayuno también es impecable, con una gran variedad de huevos revueltos y fetas de salmón para acompañar un pan recién tostado.

DOS CONSEJOS MÁS: CAFÉ DELIRANTE Y UNA VISITA (AL MENOS) AL LLAO LLAO 

37305852_1312946268850027_4913612448285589504_n
No fue en Palermo sino en Bariloche que surgió una de las tiendas de café gourmet más trendies e interesantes del país. Con cuatro locales, en Delirante se toman muy en serio la calidad del café. Su fundador José Sojo es un fanático enamorado por esta infusión, y que viaja por el mundo para aprender y traer hasta el sur las nuevas técnicas y tendencias cafeteras. Delirante es miembro de la Specialty Coffee Association of America y cuenta con un equipo de baristas. Se especializan en cafés de América Latina y de África. ¿No es una gran combinación el frío de la montaña con un cafég gourmet entre manos?
¿Ir a conocer un hotel aunque no te alojes en él? No parece un plan muy entretenido, salvo algunas excepciones. Y una de ellas es ir a conocer el Llao Llao, el hotel más legendario de Argentina junto al Alvear de Buenos Aires. Tanto el almuerzo como su exuberante té como su cena, valen la pena por la mística del lugar que enamoró a huéspedes célebres e incluso figuras históricas como el ex presidente norteamericano Eisenhower o Barack Obama.
Fotos: gentileza restaurantes y bares mencionados, Cerro Catedral, cervecería Patagonia, Fire on Ice y Charming