LA FUERZA DE LA IMAGEN: ASÍ ES LA IMPERDIBLE MUESTRA EN PROA SOBRE LA HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA ARGENTINA / POR MELISA BORATYN

Muestra PROA (11)

LA FUERZA DE LA IMAGEN: ASÍ ES LA IMPERDIBLE MUESTRA EN PROA SOBRE LA HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA ARGENTINA / POR MELISA BORATYN. FOTOS: GUADALUPE IZURIETA.

La semana pasada Fundación Proa abrió sus puertas para la tan esperada doble inauguración, comenzando con la muestra “Fotografía Argentina 1850-2010: Contradicción y Continuidad” que llega a Buenos Aires desde Estados Unidos donde tuvo un lugar central dentro del proyecto más ambicioso de The J. Paul Getty Museum en 2017, “Pacific Standard Time: LA/LA”, destinado a la celebración y exploración del arte latinoamericano como nunca se había hecho. Por otro lado se presentó el lanzamiento oficial de “Proa 21” un nuevo espacio dedicado al arte contemporáneo y la experimentación.

Aún cuando la mayoría de las personas que iban a visitar “Contradiction and Continuity” en Los Angeles el año pasado no sabían donde quedaba nuestro país, las curadoras de Judy Keller e Idurre Alonso estaban determinadas a desentrañar y entender la intrincada, rica y compleja historia que caracteriza a nuestro país desde hace 150 años a través de la fotografía. Fue así como por medio de imágenes y el poder de las mismas, destacaron movimientos estéticos, momentos cruciales y referentes que datan desde mediados del siglo XIX y la primera constitución de Argentina hasta el bicentenario de la independencia, incluyendo casi 300 obras de más de sesenta artistas. 

Muestra PROA (7)

“Aún cuando la mayoría de las personas que iban a visitar “Contradiction and Continuity” en Los Angeles el año pasado no sabían donde quedaba nuestro país, las curadoras de Judy Keller e Idurre Alonso estaban determinadas a desentrañar y entender la intrincada, rica y compleja historia que caracteriza a nuestro país desde hace 150 años a través de la fotografía.”

La versión que se presenta en PROA es una reducción de la original y cuenta con el aporte de Rodrigo Alonso. Separada en distintas temáticas, invita a un recorrido que incluye piezas de fotógrafos anónimos que a principios del siglo XX retrataban a familias, paisajes y el crecimiento de las ciudades y que hoy permanecen como evidencias únicas de ese tiempo. Los acompañan trabajos de los primeros grandes exponentes de la fotografía Argentina que tomaron la técnica como herramienta fundamental de creación, entre los que se encuentran Horacio Coppola, Annemarie Heinrich o Grete Stern y que a su vez son atravesadas por obras de una tercera generación desde la década de 1960 en adelante. Todas ellas reflejan nuestra identidad, costumbres, idiosincracia y muestran a los personajes que nos marcaron, desde la figura del gaucho hasta Eva Perón.

Una de las secciones más relevantes es la que destaca a la fotografía como herramienta de registro de acciones y performance que distintos artistas llevaron a cabo, donde el verdadero valor no está depositado en la fotografía en sí, sino en lo que la misma pone en evidencia. Gracias a ellas podemos conocer estas acciones que de otra manera habrían quedado en el olvido. Alberto Greco, Oscar Bony, Edgardo Vigo y Grupo Escombros son algunos de los artistas o colectivos incluidos, al igual que Nicolás García Uriburu y el Grupo Etcétera, que presentan proyectos que también incluyen al video como elemento de representación. Mientras que algunos inmortalizaron sus estudios efímeros, relacionados con las primeras expresiones de arte conceptual, otros como Escombros, Etcétera o Uriburu pusieron en evidencia pesadas problemáticas socio-culturales y ambientales que nos afectaron como sociedad y que hasta hoy parecen no haber cambiado.

Muestra PROA (8)

En términos generales lo más interesante de la muestra es que está dirigida tanto a entendidos del arte como a aquellos que no lo son y que a pesar de haberse gestado bajo una mirada extranjera nos ayuda a entender lo compleja que ha sido la historia de nuestro país en tantos momentos y como los artistas se vuelven los responsables de poner sobre la mesa aquello que nos sacude y afecta.

La segunda inauguración fue la apertura de la nueva sede de la Fundación, bautizada Proa 21, a pocos metros del edificio central, que busca dedicarse a proyectos contemporáneos vinculados a la experimentación y que la institución piensa como una extensión de su propuesta “Espacio Contemporáneo” que finalizó en 2017. La muestra inaugural sin embargo no quedó en manos de la escena más contemporánea, sino que presentó “Proyecto para el día que me quieras”, una muestra del artista Leandro Katz (1938), que estudia como tema central el asesinato del Che Guevara por medio de la apropiación de imágenes, además de la suma de textos y entrevistas, que tomó de los libros que fueron publicados por los militares bolivianos que afirmaban haber capturado a Guevara en 1967, incluyendo las fotografías que Freddy Alborta tomó de su cadáver y que todos hemos visto alguna vez.

En la parte externa del predio Santiago Bengolea propuso una experiencia que si reúne a seis artistas sub 40 -Sofía Bohtlingk, José Luis Landet, Nicolás Bacal, Franco Basualdo, Juan Sorrentino y Nicolás Vasen- bajo la consigna de generar instalaciones con materiales encontrados en el mismo espacio durante su proceso de obra y construcción. Y si bien no sabemos como continuará este incipiente proyecto, esperamos que se vuelva un lugar de expresión, investigación y unión para las nuevas generaciones de artistas que necesitan más espacios de visibilidad y apoyo.  

Muestra PROA (3) (1) Muestra PROA (12) Muestra PROA (13) Muestra PROA (19) Muestra PROA (20) Muestra PROA (21)