IGNACIO PEÑA: EL ARGENTINO QUE ANUNCIA EL INCREÍBLE TSUNAMI TECNOLÓGICO QUE SE AVECINA / ENTREVISTA / POR SOFÍA EDELSTEIN

maleva 1
Ignacio Peña lideró y participó en más de cien proyectos de innovación en todo el continente

 
 

IGNACIO PEÑA: EL ARGENTINO QUE ANUNCIA EL INCREÍBLE TSUNAMI TECNÓLOGICO QUE SE AVECINA/ ENTREVISTA / POR SOFÍA EDELSTEIN / FOTOS: JACINTO FREIXAS.

Me encontré con Ignacio Peña en el café del MALBA. De ojos vivos y sonrisa confiada, lo vi ansioso por empezar la entrevista con MALEVA y fascinarnos con sus predicciones del futuro y del mundo casi ficticio que se acerca por la esquina. Con una vasta experiencia como top management consultant para empresas, gobiernos y asociaciones en América Latina, Ignacio Peña es uno de los tan sólo 17 argentinos que pudo participar del programa ejecutivo de la Singularity University, el centro de estudios patrocinado por la NASA y Google, y ubicado en Silicon Valley, en el que se estudian las tecnologías más innovadoras, las que en el futuro cambiarán al mundo. Hoy Peña trabaja  para desarrollar un ecosistema emprendedor e innovador en la región al frente de la “think and do” tank Surfing Tsunamis,  consciente de que el futuro que se acerca transformará nuestra realidad de un modo que nunca imaginamos.
Ignacio, ¿Cuáles son los inventos tecnológicos que van a revolucionar el mundo?
 
Todo lo que tiene que ver con computación ubicua: web computing, realidad aumentada o virtual, tabletas, móviles. Cada día vamos a tener un mundo más hiperconectado. Ya estamos teniendo esta sensación con los celulares, pero se viene algo todavía más violento, inclusive con la posibilidad de interfaces directas con el cerebro o nuestro cuerpo.
Otra tecnología que veremos son los robots industriales: robots colaborativos que aprenden y trabajan con personas. China está invirtiendo masivamente en robots industriales para reemplazar mano de obra porque es más barato. La Argentina podría reindustrializarse con esos robots y usarlos para hacer líneas de montaje, por ejemplo.
Vamos a ver un mayor uso de las energías renovables como la solar, la eólica, y veremos más autos eléctricos. Todos los edificios van a ser capaces de producir su propia energía, tanto con paneles solares como con energía eólica (ya está pasando en algunas ciudades de Alemania). No es imposible imaginar pinturas con nanotecnología que permitan recoger energía de ese “thin film”.
 

maleva 2
Ignacio Peña es uno de los 17 argentinos que pudo estudiar en la Singularity University , ubicada en un campus de la NASA en Sillicon Valley

 

“También vamos a ver impresoras 3D de carne. Modern Meadow ya hizo impresión de bifes y está trabajando con los mejores chefs del mundo para pensar cómo hacerlos lo más ricos posible y también con las Fuerzas Armadas para hacer impresión de carne en campañas remotas.”

 
Impresionante ¿Algo más?
 
Sí. Vamos a usar cohetes reutilizables. Veremos una explosión de nanosatélites para medir todo lo que esté pasando y observar la Tierra en tiempo real. También va a existir el turismo espacial: en los próximos tres años vamos a poder ver la Tierra desde el espacio y después ir a Marte. Y se va a desarrollar la minería espacial: de un asteroide se pueden sacar minerales, platino, plata y oro en mayor cantidad de lo que se extrajo en toda la historia de la Tierra. Con las tecnologías que tenemos hoy y con las que se están desarrollando podemos imaginar la economización de planetas y de la Luna, y lo vamos a ver en gran escala y liderado por el sector privado.
Otras tecnologías son las impresoras 3D de órganos. Estamos financiando un start up en Estados Unidos que trabaja con impresores capaces de imprimir células vivas y de crear tejidos y microórganos para hacer tests farmacéuticos. La idea es después llevar eso a otro nivel. Y sí, esto va a llevar a la vida indefinida.
También vamos a ver impresoras 3D de carne. Modern Meadow ya hizo impresión de bifes y está trabajando con los mejores chefs del mundo para pensar cómo hacerlos lo más ricos posible y también con las Fuerzas Armadas para hacer impresión de carne en campañas remotas.
La agricultura vertical es otra novedad. Hoy ya podemos, con técnicas como la hidroponia y aeroponia, producir frutas, verduras o súper alimentos sin necesidad de tierra. También vamos a llegar a hacer diferentes tipos de permacultura o de agricultura orgánica.
Podremos volver a reforestar el Amazonas, restaurar la naturaleza a como estaba hace cien años. Con la reforestación, la ingeniería genética y la biología digital podremos aumentar el ritmo de captura de dióxido de carbono. Esta es otra gran revolución: la capacidad de leer a bajísimo costo genoma humano y de otras especies, editarlo e imprimirlo.
 

maleva 3
“Cada vez vamos a un mundo más hiperconectado”

 

“También va a existir el turismo espacial: en los próximos tres años vamos a poder ver la Tierra desde el espacio y después ir a Marte. Y se va a desarrollar la minería espacial: de un asteroide se pueden sacar minerales, platino, plata y oro en mayor cantidad de lo que se extrajo en toda la historia de la Tierra. Con las tecnologías que tenemos hoy y con las que se están desarrollando podemos imaginar la economización de planetas y de la Luna.”

 
¿Cuál es la propuesta de Surfing Tsunamis?
Surfing Tsunamis es un Think and Do Tank y catalizadora de abundancia, inclusión y regeneración que actúa a través de ideas, iniciativas y start ups de alto impacto. Trabajo con la Argentina y con toda América Latina desde la aspiración de construir un futuro mejor de una forma dinámica y siempre buscando el punto de máximo impacto.
¿Qué rol tienen los emprendedores en el futuro de un país?
Con ellos se puede generar un empresariado más innovador, emprendedor, más global, más comprometido con el ecosistema y con la sociedad. Los emprendedores son el motor de la generación de empleo del futuro. No permite que el país se limite a un juego defensivo sino que son delanteros que están saliendo a hacer goles. Son inspiradores. Hay una cultura de la confianza, de la palabra y de la colaboración; traen el ADN de Silicon Valley. La otra cosa que veo es el germen de la construcción de una economía del conocimiento. Creo que el recurso más valioso que tiene la Argentina son sus personas y que crear esta economía moderna del conocimiento del siglo XXI es fundamental para nuestra prosperidad.

maleva 4
Peña fundó la “Think and do Tank” Surfing Tsunamis dedicada a start ups de alto impacto innovador

 

“¿Cómo está la Argentina dentro de la región en cuanto a innovación? Muy bien. Somos el único país que exporta más servicios intensivos en conocimiento que los que importa en toda América Latina, porque tenemos más talento del que necesitamos para las oportunidades locales. Estamos adelantados y tenemos una cultura emprendedora y de disrupción muy fuerte.

 
¿Cómo se ubica la Argentina en el mundo con respecto al desarrollo tecnológico y a la innovación?
América Latina está empezando. Es la primera vez en la historia que surgen lo que llamo “tecnolatinas”: empresas de base tecnológica que nacieron en América Latina. ¿Cómo está la Argentina dentro de la región? Muy bien. Somos el único país que exporta más servicios intensivos en conocimiento que los que importa en toda América Latina, porque tenemos más talento del que necesitamos para las oportunidades locales. Estamos adelantados y tenemos una cultura emprendedora y de disrupción muy fuerte. Pero la región está muy atrasada en relación a otros países emergentes. Argentina tiene un potencial enorme no aprovechado. Está relativamente bien en términos de capital humano y de capacidad creativa pero muy mal en calidad institucional y funcionamiento de mercados. En quince años podría tener una economía muy distinta a la de hoy.
¿Cómo va a afectar a la educación esta revolución tecnológica?
Estamos yendo hacia una nueva economía y vamos a necesitar una escuela más flexible que priorice la capacidad de acción, la capacidad creativa y los valores. La escuela que se proyecta al futuro está más centrada en formar hacedores, gente con espíritu emprendedor, y tiene una conciencia social y ambiental más fuerte. El aprendizaje va a cambiar: se va a combinar la robótica, la inteligencia artificial y la tecnología móvil.

maleva 6
Peña asegura que la Argentina si se lo propone podría tener un futuro brillante en cuanto al desarrollo de nuevas teconologías

 

“San Francisco y Silicon Valley son las ciudades donde más brillan mis ojos porque hay una cultura diferente, una nueva forma de vivir, de relacionarse, una nueva economía. Te encontrás con gente absolutamente increíble.”

 
¿Qué mensaje hay detrás de tus iniciativas?
Lo mío es mucho más un llamado a la acción que un ejercicio de futurología. Hay que preguntarnos: ¿qué mundo queremos construir? Creo que la Argentina puede proyectarse al mundo con confianza y crear una economía mucho mejor para todos, con innovación, emprendedorismo, creatividad y apostando a la gente. No con una actitud pasiva o rentista. En los próximos años vamos a vivir un ritmo más vertiginoso de cambio y va a ser muy importante que lo aceptemos y lo redirijamos a donde tiene sentido. Si el país se resiste al cambio va a ser un Congo del siglo XXI: un lugar donde la gente va a venir a sacar materias primas y explotar el talento local, que terminará yéndose.
¿Cuáles son tus ciudades preferidas en el mundo? ¿Qué te gusta hacer cuando viajás?
San Francisco y Silicon Valley son las ciudades donde más brillan mis ojos porque hay una cultura diferente, una nueva forma de vivir, de relacionarse, una nueva economía. Te encontrás con gente absolutamente increíble. En San Francisco me divierte salir en bicicleta desde el Pier 39, cruzar el Golden Gate y bajar hasta Sausalito para comer algo en el muelle. Me encanta ir a Singularity University y visitar la colección de arte del Pacífico del Young Museum. El arte indígena australiano es alucinante, como el que está en el National Gallery de Sidney. También disfruto mucho la naturaleza: andar en bicicleta, salir a correr, hacer cabalgatas largas. Y me encanta bucear: buceé en el Caribe, Hawaii, California, el Mar Rojo ¡y en México con tiburones toro!
Por último ¿Te animás a nombrar a gente con nombre y apellido que para vos estén construyendo el futuro?
Marcos Galperín, argentino y fundador de Mercado Libre. También otro argentino: Emiliano Kargieman, fundador de Satellogic (empresa nacional de micro satélites, la primera del mundo). Un argentino más: Ignacio Juárez, fundador de Semtive, empresa dedicada a las energías renovables. Pienso también en Peter Diamandis, fundador de Singularity University y de X Prize, y en Elon Musk, uno de los fundadores de PayPal, creador de Tesla Motors, SpaceX y Solar City.