ESTE ES NUESTRO TOP TEN DE ARTISTAS DE BADA 2016 EN LA RURAL / POR FLORENCIA GUERRERO

MalevaBada0107
Una de las fotografías de Julián Casella, el fotógrafo de nuestro top ten malevense

 

ESTE ES NUESTRO TOP TEN DE ARTISTAS DE BADA 2016 EN LA RURAL. POR FLORENCIA GUERRERO. FOTOS: AZUL ARIAS. 

En su 5ta edición, BADA 2016 mudó a la gran ciudad el concepto que apunta a ampliar el feedback con nuevos públicos. La feria de arte contemporáneo que propone un contacto directo con el artista y su obra, dejó Pilar y se instala por 4 días en La Rural, en un evento donde participan 250 artistas, consagrados y emergentes. Dibujo, pintura, escultura, textiles, fotografía, grabados, instalaciones, objetos de diseño y varios referentes del Street Art que crean sus murales en vivo, son algunas de las posibilidades del recorrido. Proveniente de otras iniciativas similares, la artista y organizadora Ana Spinetto, comenzó con BADA en 2012. “Apuntamos a un público general-explicó la organizadora-, queremos acercar el arte a mucha gente que se interesa, pero que teme que sea sólo para entendidos, todos podemos coleccionar”. Con ese fin, cada artista debe contar en su propuesta con algunas piezas cuyo costo mayor no supere los $1500. Las hay entre $400 y $130000. En MALEVA recorrimos la feria e hicimos una selección de diez artistas a los que hay que ponerle el ojo. Aquí nuestro TOP TEN.
 

1)ALEJANDRO GONZÁLEZ ALZAGA, PASAJE AL UNIVERSO NIPÓN

MalevaBada0001
Fotógrafo de profesión, para las creaciones que integran “Shichi-Go-San”(“Siete, cinco, tres”), Ale González Álzaga eligió revivir una histórica celebración japonesa que lo impactó, allá por 2015. El de niños y niñas nipones, vestidos con ropas tradicionales en los santuarios sintoístas funcionó como disparador de esta serie de pinturas en las que predominan las acuarelas de retratos desbordantes de color y gestualidad.
 

2) GISELLA GAFFOGLIO. UN ESPERANZADO FLUIR

MalevaBada0015
Para “Tiempo”, la artista Gisela Gaffoglio realizó una selección de pinturas, la mayoría de gran formato, recientemente expuestas en el Centro Cultural Borges, y a partir de la técnica mixta recupera reminiscencias de viajes a lugares remotos. La diversidad en su paleta reproduce esta suerte de memoria urbana que la artista se ha trazado entre latitudes tan distantes como Panamá o alguna capital Europea, y la propia Buenos Aires. Gaffoglio se orienta a una composición que se apoya en colores vibrantes, poniendo en relieve cuestiones como las dimensiones del espacio y del vacío. De esta forma, la artista interpela, sutilmente, sobre aquello en lo que parece fundarse la existencia misma de la humanidad, pero no es más que conceptos.
 

3) MARTA DIEZ: ÓLEOS DE UN ESPÍRITU LIBRE

MalevaBada0028
Aunque su arte abarca esculturas y mascaras, para BADA Marta Diez parece haberse inclinado por el valor de la pintura, esta vez abstracta. De trazo sutil, que remite a lo ingenuo, su paleta insiste en una sola norma principal: despojarse de los mandatos estilísticos, para provocar sin vueltas un ineludible impacto visual.
 

4)ELISA BUNGE: A LA CAZA DE LA FIGURA PERFECTA

MalevaBada0046
Una, dos, tres. Muchas más son las siluetas que reproduce Elisa Bunge inspirada en la fisonomía femenina, pero también en su esencia. Muñida de diferentes soportes- madera, yeso directo o bronce-, la escultora apela a la forma de cada pieza para contener aquella búsqueda de la perfección. “Pareja”, “libertad” o “Florecer”, una de sus últimas realizaciones, llevan su sello en el que la figuración conserva la línea muy pulida que profundiza sobre la pureza, paz, abundancia.
 

5) HÉCTOR PEDRO POMILIO: UN TUERCA SENSIBLE

MalevaBada0064
Trabajó como mecánico por 12 años, pero mucho antes Pedro Pomilio había comenzado a gestar en él la pasión por el arte que hace algunos años manifiesta explícitamente, en lo que podría denominarse la fusión de sus dos pasiones. Búhos y jirafas creados con tuercas y rulemanes ensamblados, autos de hojalata creados a partir de desechos que el propio Pomilio recolecta por la calle o en los talleres de sus amigos, ex colegas, son la evidencia de su acertada decisión. Con un antecedente que viene de 2012, cuando se animó a mostrar su obra por primera vez, y la foto del Papa Francisco recibiendo este año una de sus vírgenes, Pomilio dice que quiere que su arte circule, y por eso le bajó el piso al valor de venta de piezas, vendiendo algunas al módico valor de $400.
 

6) CELIA BASAVILBASO: EL VUELO ONIRICO DEL DEBOULÉ.

MalevaBada0070
Parece que en la niñez, Celia Basavilbaso fue bailarina clásica de tatú y mohines. Todavía hoy recuerda los grandes salones, barras, espejos y piano, sitios llenos de magia y música. Una parte de todo ese recorrido, es recuperado en su trabajo para BADA, donde el arte y la sutileza del movimiento se abren a un nuevo significado. Resulta que en las siluetas que pinta sobre lienzo, Basavilbaso –reconocida por su extenso trabajo haciendo retratos- coquetea con la geometría de lo abstracto. Será ese amor por la danza o su gracia para el arte -una tarea que conoce profundamente- que allí, colgada sobre las paredes blancas y sin estridencia de esta Feria, su obra toma vuelo y dinamismo.

7) MARÍA VIGIL: EXPRESIONES EN CLAVE SHOCKING

MalevaBada0077
El estridente shocking y la pintura por capas son las vedettes de este stand en el que María Vigil espera. Su trabajo impresiona por la forma, abstracta y a la vez contundente. Y si el arte es finalmente, el lenguaje del espíritu, o uno de ellos, en la obra de esta artista pasan cosas. Sustentada en una técnica mixta, el acrílico y el oleo, que maneja con solvencia, Vigil despliega sobre la tela aquellos conocimientos de diseñadora grafica, que adoptó en sus estudios en Nueva York, e imprime un nuevo sentido al movimiento.
 

8) GERVACIO FERREIRA: ESPECTADORES OBSERVADOS

MalevaBada0088
Caras lúdicas, plenas de expresión y forma. Gervacio Ferreira nos vuelve a la posición de espectadores observados, porque esos ojos, vivaces, devuelven el feedback. Esta obra, parte de ella acaba de volver de México, donde expuso junto a su hijo. Respetando una línea variada en colores, materiales y texturas, el artista nacido en Rosario y criado en Buenos Aires, se declara autodidacta. Sus rostros con reminiscencias infantiles que cuelgan en el Stand de BADA son creados intuitivamente.
 

9) JULIÁN CASELLA: CAPTURAS EN BLANCO Y NEGRO Y UN LENTE JOVEN Y GENUINO

MalevaBada0102
Con solo 24 años y varios sueños en la espalda, el fotógrafo Julián Casella ya puede sentirse orgulloso. Primero, porque como artista emergente, el año pasado logró el segundo premio Ayerza otorgado por la Academia Nacional de Bellas Artes y, además, porque este año fue seleccionado por un grupo de notables – encabezados por el artista Pablo Siquier, la fotógrafa Gaby Herbstein, y el director del museo Nacional de Bellas Artes, Andres Duprat -, como ganador de la Convocatoria del Gobierno de la ciudad para Arte Joven Bada. Porque trabaja como ferroviario, y por un vinculo que ha logrado con los trabajadores del rubro, en sus imágenes impresas en blanco y negro, Casella pone el acento en la cultura del trabajo. Y entonces es tal vez la suya sea una de las pocas expresiones políticas que propone la feria.

10) BALWINE VAN DEN BRANDELER: UNA MIRADA EN MOVIMIENTO Y REFLEXIVA

MalevaBada0123
En “Inmiscibles”, hay algo que Balwina van den Brandeler no puede evitar, porque su tarea parece empeñada en despertar un sinfín de sensaciones diversas. De sus pinceles y especialmente de su técnica de correduras depurada y ejecutada con maestría con el uso de materiales “que se repelen” como pintura asfáltica, aguarrás, acrílicos, entre algunos otros, Balwina le aporta una nueva mirada al paisaje. Una mirada en movimiento, incómoda y reflexiva.