ASÍ SE APODERÓ DE MIS VACACIONES EL WABI SABI, LA MARAVILLOSA FILOSOFÍA JAPONESA QUE BUSCA BELLEZA EN LA IMPERFECCIÓN / POR CARO CERIMEDO

Captura de pantalla 2018-01-24 a las 20.42.18
Desde el arte hasta la filosofía y el diseño, el wabi sabi abarco todo
 

ASÍ SE APODERÓ DE MIS VACACIONES EL WABI SABI, LA MARAVILLOSA FILOSOFÍA JAPONESA QUE BUSCA BELLEZA EN LA IMPERFECCIÓN / POR CARO CERIMEDO.

Valorar la simpleza y encontrar la belleza imperfecta. Eso propone la filosofía japonesa de la que cada vez se habla más. Después de ser slow y practicar hygge (de lo que les hablé en otra nota en MALEVA), ahora me acerco a otra forma de vivir: minimalismo a la manera oriental.
Los viajes tienen su canción, su comida, su anécdota y, si te gusta leer, su libro. El de mis vacaciones en una isla de Brasil se llama Wabi Sabi. Por pedirlo prestado una tarde nublada en la playa, me enteré de esta filosofía japonesa que, en cada página, me resultó tan simple como reflexiva.
Ya me había pasado algo parecido en Punta del Este. Cuando fui a visitar a una amiga que me entregó como lectura vacacional el Tao de la salud, el sexo y la longevidad. Era tan vasto que pensé que me encantaría quedarme en el mar hasta terminar de leerlo. Con Wabi Sabi, el arte de la impermanencia, me sucedió lo mismo. Cada frase, por más sencilla que parezca, puede sonar inabordable por la visión que plantea de la existencia.
Después de la propuesta de bienestar nórdica Hygge, la nueva tendencia en happy living es oriental. Y llega exactamente cuando necesitamos algo así: después del sacudón de fin de año. Descubrí como este antiquísimo arte puede cambiar tus rutinas de 2018.
Captura de pantalla 2018-01-24 a las 20.47.02

“Una ideología que está ganando popularidad en los tableros de Pinterest, en Instagram y en las revistas internacionales, que la presentan como una de las tendencias del año en estilo de vida. Propone una manera de setear la mente que se aplica a todo: decoración, moda y gastronomía.”

Wabi-sabi…¡Suena como wasabi pero no lo es! Aunque este término también puede verse como un aderezo japonés que puede cambiarlo todo. Un concepto estético que acepta lo imperfecto. Una ideología que está ganando popularidad en los tableros de Pinterest, en Instagram y en las revistas internacionales, que la presentan como una de las tendencias del año en estilo de vida. Propone una manera de setear la mente que se aplica a todo: decoración, moda y gastronomía.
Su origen es el Budismo Zen y su base es la apreciación de la transitoriedad de la belleza en el mundo físico. Desde esta perspectiva melancólica sobre la transitoriedad de las cosas, promociona un abordaje alternativo de la vida, con foco en los procesos de la naturaleza.
mindfulness_examenes2

“Su origen es el Budismo Zen y su base es la apreciación de la transitoriedad de la belleza en el mundo físico. Desde esta perspectiva melancólica sobre la transitoriedad de las cosas, promociona un abordaje alternativo de la vida, con foco en los procesos de la naturaleza.”

¿Por qué tanta importancia a la estética? Porque donde hay belleza, pasarán cosas bellas. Por eso debemos ser conscientes del entorno que creamos, del mueble que elegimos, de la vajilla que usamos.
Para wabi sabi, cada pieza adquiere sentido gracias al paso del tiempo, al lugar donde la encontramos, a la persona que nos la regaló. Grietas, astillas, oxidación y toda aquella huella que hable del desgaste. El afecto por lo antiguo. Sin necesidad de restaurarlo, lo que se aprecia es su carácter y autenticidad.
La velocidad de la época en la que vivimos crea la necesidad de una actitud más silenciosa que nos reencause hacia lo esencial. Depurar. Reducir la ornamentación y lo material. Practicar la moderación, el ejercicio al aire libre y el pensamiento positivo.
Enriquecer lo cotidiano con un suplemento. Saber vivir el momento y adaptarse a los cambios. Simplemente porque todo muta. Porque nada es para siempre, ni en las canciones de Fabiana Cantilo.
Captura de pantalla 2018-01-24 a las 20.36.56

“Para wabi sabi, cada pieza adquiere sentido gracias al paso del tiempo, al lugar donde la encontramos, a la persona que nos la regaló. Grietas, astillas, oxidación y toda aquella huella que hable del desgaste. El afecto por lo antiguo. Sin necesidad de restaurarlo, lo que se aprecia es su carácter y autenticidad.”

EN EL DISEÑO: 
No hay simetría. La influencia de la simplicidad y la imperfección da lugar a un estilo rústico y atemporal. Valen las prendas deshilachadas y los cortes irregulares, tal como lo profesa Tramando. En zapatería, van las terminaciones no terminadas, los cueros decolorados.
Los objetos gastados y erosionados. Paredes descascaradas. Una casa no debe ni puede ser perfecta, sus utensilios tampoco, como lo demuestran los pots de La Botega, que parecen hasta tener tierra. Divinas las cerámicas rugosas para servir el sushi, como lo hace Fabric.
Los colores no son fuertes ni impactantes, generalmente se toman pasteles que tiran a los tonos neutros. Suavidad. También contrastes. Grises.
Fave-Editorial-wabi-sabi-1
 

“Tengo un balcón wabi sabi. Y no lo sabía. Lo construí como un espacio sagrado, con pocos elementos y algunas plantas comestibles. Un lugar para descansar, donde me siento a gusto, donde veo los cielos pasar. “

Tengo un balcón wabi sabi. Y no lo sabía. Lo construí como un espacio sagrado, con pocos elementos y algunas plantas comestibles. Un lugar para descansar, donde me siento a gusto, donde veo los cielos pasar. Memo: tu jardín nunca estará terminado. ¿Cómo armar este reducto exterior? Seguí el juego de los opuestos (agua, piedra, tierra), plantas altas y otras horizontales. Movimiento. Adoptá el ritmo de la naturaleza, su secreto es la paciencia.
Una apreciación relajante y misteriosa que inspira a muchos artistas, a las celebs (de la actriz Jessica Alba al trillonario Jack Patrick Dorsey co-fundador de Twitter) y a los simples mortales. Al menos para pasar unas felices vacaciones. Sin exiliarte del mundo y sin cambiarlo todo.
+ Info
Cómo reconocer wabi sabi
Con los ojos y las manos.
Texturado. Abraza lo rústico, lo imperfecto, incluso lo que se está a punto de romper.
De oído.
Tiene una pizca sonora, porque estas maderas viejas y agrietadas, crujen.
Sensación.
El paso del tiempo se percibe en los materiales.
Palabras clave:
Simpleza, balance, no a los excesos, nada forzado.
Espacio
Pocos detalles
Materiales locales o reciclados
Random
Variedad
Guide to wabi-sabi
-Cómo aprender:
Wabi-Sabi: for Artists, Designers, Poets and Philosophers
Por Leonard Koren
Wabi Sabi, the japanese art of impermanence
Asian culture, interior design; Tuttlepublishing.com
Cómo decorar:
www.wabisabidesign.co.uk
www.dorisleslieblau.com/blog/the-trend-of-2018-5-ways-to-make-your-home-wabi-sabi