ARTISTAS SUB 30: ESTOS SON CINCO QUE DEBERÍAS CONOCER (CON CADA OBRA NUEVA, SUBEN LA VARA) / POR MELISA BORATYN

544943_10204267905531323_5101632784053315546_n
Ramiro Quesada Pons y una de sus obras

 

ARTISTAS SUB 30: ESTOS SON CINCO QUE DEBERÍAS CONOCER (CON CADA OBRA NUEVA, SUBEN LA VARA) / POR MELISA BORATYN

 
En nuestro país hay talento de sobra y por ende muchos artistas que vale la pena conocer. Cada año emergen nuevos talentos y no hay nada más gratificante que ir descubriéndolos. Estos cinco artistas pertenecen a mi generación, la sub 30, y vienen pisando fuerte en el circuito local, porque ofrecen un cuerpo de obra novedoso y se animan a mutar, subiendo la vara con cada nuevo trabajo. Son cinco artistas que deberían conocer.
 

1) RAMIRO QUESADA PONS (1987) / UN ARTE LLENO DE COLORES Y DE ALTO IMPACTO

RAMIRO QUESADA PONS
 
“Todo lo que se pueda escribir sobre un color jamás reemplazará la experiencia de estar frente a él”, y nada provoca esa sensación como una proyección gigante de color, que nos invade los sentido a pesar de que no lo queramos. Ramiro muestra su obra hace varios años en diversos espacios que lo han ido consolidando, pero fue su muestra en Fundación OSDE la que demostró su calidad como artista y el potencial que tiene. Ramiro se apropia de imágenes y la re-interpreta, mejor dicho las consume y las devora, para transformarlas en una obra propia. Hace videos, maquetas, fotografías, pinturas y explora por diversos medios con el objetivo de impactar cada vez más al espectador, o al menos esa es la sensación que me genera.
 

2) JULIM ROSA (1988) / SIEMPRE ATENTA AL MUNDO DE SU ALREDEDOR

JULIM ROSA
Es curiosa y está siempre atenta a lo que sucede a su alrededor. Motivada por el universo cotidiano que la rodea, ella lo comprende como su mejor medio de expresión. Julim es la co-fundadora de un proyecto que se llamó “La sin futuro” donde generaban muestras e invitaban a muchos artistas, jóvenes en su mayoría, a que pudieran presentar su obra, jugando con el espacio, sin peros ni nos. Como artista ella encuentra lo estético en lo que uno tildaría de inútil, y es así como un afiche publicitario vacío, el frente de una edificio abandonado o el derrumbe de una casa se transforman en sus mejores aliados.  Un alma nómade, siempre a la espera de su próxima aventura.

3) NICOLÁS VASEN (1985) / UN ESCULTOR QUE FASCINA POR SUS OBRAS IMPONENTES

NICOLAS VASEN II
No lo conocí en una feria o muestra, sino que fue conversando con un curador francés, fascinado con su obra, algo que de inmediato me transmitió. Las esculturas de Nicolás son imponentes monumentos a la decadencia. A pesar de ser bellos y ostentosos, el uso de los materiales que utiliza parecen provenir de un mundo post-apocalíptico. Todo está en perfecta armonía y a punto de derrumbarse al mismo tiempo. Sus trabajos se imponen con fuerza en cualquier espacio y nos recuerdan a los grandes escultores norteamericanos de mediados del siglo XX, que enaltecían y daban fuerza al concepto de escultura. Las obras de Vasen sorprenden por la pureza de su simpleza, logrando generar un verdadero impacto, con pocos recursos.
 

4) MARTINA QUESADA (1987) / UNA PERFECCIONISTA

MARTINA QUESADA
Es una perfeccionista en su forma de trabajar, me remite a artistas como Manuel Espinosa y los geométricos de los años ’60, en donde la mano del artista parecía haber desaparecido por completo. Lo que atrae en el trabajo de Martina no es sólo su estética, con la que pregona la noción de que menos es más, sino el uso de las formas y los colores, dispuestos con absoluta armonía en el espacio. Sutiles y minimalistas, al igual que Vasen pero con un estilo totalmente opuesto, logra transmitirlo todo con tan poco.
 

5) FRANCISCO MEDAIL (1990) / EN LOS LÍMITES DE LA FOTOGRAFÍA

1531885_10152053581356561_8226435982567521838_n
Es el más joven del grupo, con sólo 25 años no sólo se desarrolla como fotógrafo, sino que además se especializa en gestión cultural y es el curador de la sección Fuera de Foco de Buenos Aires Photo. En cuanto a su obra, explora las redes sociales, el internet y la historia de la fotografía, en busca de imágenes, que extrae, sacándolas de contexto. Es aquí cuando uno logra comprender el poder que tienen y como por momentos nos acostumbramos tanto a ellas, que terminamos ignorando el impacto y la violencia que contienen. Por medio de la obra de Medail comprendemos que nada es lo que parece hasta que uno se acerca y presta atención. Francisco se corre de las corrientes tradicionales de la fotografía en busca de más y juega con los límites de los conceptos de derecho de autor y apropiación, identidad y representación.
 
(SOBRE LA AUTORA: Melisa Boratyn es Licenciada en Curaduría y Gestión de Arte. Trabajó para importantes galerías de arte de Buenos Aires tales como Praxis y Elsi del Río. Da clases de arte en distintas instituciones y se desempeña como curadora independiente.)
 
 
 

12523154_1027224637319982_7323520913772062379_n
Nicolás Vasen

maleva 17
Martina Quesada

maleva9
Ramiro Quesada Pons

maleva 2
Julim Rosa

medail
Francisco Medail

 
 
 
 
La foto de portada corresponde a Ramiro Quesada Pons
La foto de Martina Quesada corresponde a http://proximosproximos.blogspot.com.ar/