LA MEMORIA Y LA ILUSIÓN: ASÍ ES LA MUESTRA SIMULTÁNEA DE ERLICH Y ROIG EN EL ANTIGUO HOTEL DE INMIGRANTES

13062313_1045242318854882_7068362624563207063_n
Puerto de Memorias, de Leandro Erlich

 
 

LA MEMORIA Y LA ILUSIÓN: ASÍ ES LA MUESTRA SIMULTÁNEA DE ERLICH Y ROIG EN EL ANTIGUO HOTEL DE INMIGRANTES. 

El Museo de la Inmigración – sede de MUNTREF – es el escenario de dos obras contemporáneas que se presentaron en simultáneo: Puerto de Memorias, de Leandro Erlich, y una exposición de más de 100 dibujos e intervenciones del artista español Bernardí Roig. Los artistas instalaron obras que dialogan con el espacio y logran un impacto visual en sintonía con la historia del edificio que durante el siglo XX alojó a miles de inmigrantes procedentes de todo el mundo, especialmente de Europa.
Erlich domina la escena internacional de arte contemporáneo y Roig es un gran maestro del arte contemporáneo español. Aníbal Jozami, director de la UNTREF explicó: “Traerlo a Roig, que aún no es conocido en Argentina, va a implicar la posibilidad de que sea apreciado y del agrado de nuestro público. Todo esto tiene que ver con lo que somos, un museo universitario.” El arte de Leandro Erlich abre cuestionamientos sobre la vida cotidiana e interviene al público a través del ilusionismo. No sabés si lo que ves es o no es pero, sin duda, te convoca.
En 2015, Erlich fue capaz de “sacarle la punta” al Obelisco (La democracia del símbolo) y despertar interés al respecto de un ícono porteño cotidiano que forma parte de una de las escenas más emblemáticas de Buenos Aires y, que a muchos de los argentinos, a lo mejor, no los había interpelado hasta ese entonces. Miles de personas visitaron intrigadas la explanada del MALBA, donde Erlich instaló una réplica de la punta del Obelisco, para mirarla en sus dimensiones reales.

Praìcticas de Atenciooìn, 2007 - Roig
Uno de los hombres blancos de Roig

“Las esculturas se ven como fantasmas que se esconden en rincones que el artista quiere mostrar, porque Roig presentó su obra haciendo énfasis en el carácter y la historia del edificio.”

Es la manera de Erlich de abrir cuestionamientos en el público: engaña al ojo, enseña a mirar y maneja la ilusión. En este caso, Puerto de Memorias se exhibe a la orilla del Río de la Plata, en el edificio donde desembarcaron millones de inmigrantes, incluso, los abuelos del artista. La obra está enmarcada en una sala silenciosa y de luz muy tenue que genera un clima de intimidad entre el público y ella. Una baranda de madera separa al espectador del puerto con barcos de suspendidos en el aire y un movimiento acunador de agua imaginaria que convoca al cuestionamiento y al recuerdo. Puerto de Memorias ya se exhibió en Corea en el 2014 bajo el nombre “Port of Reflections”.

13177486_1045242388854875_1790393897144980757_n
Las esculturas fantasmales de Roig dialogan con la atmósfera del viejo hotel de Inmigrantes

“Roig también juega con la ilusión y convoca al espectador por ejemplo a través de una de sus obras, que se puede ver únicamente desde el ascensor del edificio.”

Por su parte Bernardí Roig también juega con la ilusión y convoca al espectador por ejemplo a través de una de sus obras, que se puede ver únicamente desde el ascensor del edificio. “A mí me gustaría que esta exposición fuese como una metáfora de mi cavidad craneal, y me gustaría invitarles a ver el interior de esa cabeza”, explicó durante su montaje.

13164427_768092283290302_2538877279484937812_n
Erlich ya había expuesto esta obra en Corea

“La obra de Erlich está enmarcada en una sala silenciosa y de luz muy tenue que genera un clima de intimidad entre el público y ella. Una baranda de madera separa al espectador del puerto con barcos de suspendidos en el aire y un movimiento acunador de agua imaginaria…”

 
Así es como Roig desparramó por todo el edificio los pensamientos y los fantasmas de sus cavidades craneales: esculturas de hombres blancos que intervienen distintos rincones del Museo de manera impredecible, videos, proyecciones, y, por supuesto, la colección de más de dibujos oníricos exhibidos a la manera de un Bilder Cabinet. Las esculturas se ven como fantasmas que se esconden en rincones que el artista quiere mostrar, porque Roig presentó su obra haciendo énfasis en el carácter y la historia del edificio. Cada elemento de esta obra está curado con delicadeza y tiene como objetivo activar el espacio que ocupa en colaboración con el sentido que le otorgue la mirada del espectador.
La muestra fue presentada por Jozami  junto con Diana Wechsler, curadora y Directora Instituto de Investigaciones en Arte y Cultura UNTREF, Leandro Erlich, Bernardí Roig, Juan Duarte, consejero cultural de CCEBA (Centro Cultural de España en Buenos Aires) y Itziar Taboada, Directora de Relaciones culturales y Científicas de la Cooperación Española. Moviliza y vale la pena visitarla.

561167_337480236337811_1972204872_n
Bernardí Roig

LEANDRO-ERLICH-1024x576
Leandro Erlich

 
Fotos: gentileza grupo MASS y UNTREF