En Punta, muchas mujeres están eligiendo llevar traje de baño largo ¿A qué se debe?

Mis días son a puro sol y mis noches se tiñen de salidas con amigos disfrutando de los mejores lugares de Punta del Este. Mejor imposible ¿No? Por suerte, todavía me faltan unos cuantos días. Ayer, mientras estaba completamente relajada en la playa me puse a mirar a mis amigas y compañeras de vida: las mujeres. Sin ellas, mi trabajo y pasión por la moda no existiría. Las miraba y me di cuenta que hay muchas mujeres que están eligiendo llevar traje de baño largo a las playas. ¿Buscan diferenciarse del resto? ¿O lo hacen porque no quieren mostrar sus cuerpos?

Animate al sombrero en la playa y vas a estar más cool que cualquier otra

Aires de sol, mar y playa es todo lo que necesito para arrancar este 2013 con todo. Venimos bien, porque ya hace unos días que estoy en Punta del Este disfrutando de unas megas vacaciones junto con mi novio. Mi rutina es levantarme, desayuno, y salir a correr unos 45 minutos escuchando canciones del verano. Almorzamos y salimos para alguna playa que sea tranquila. Porque no me gustan las repletas de gente. Llenas de nenes saltando por todos lados o donde abundan los gritos. Lo bueno de Punta del Este es que podés encontrar alguna playa relajada siempre. En mi bolso para ir a la playa están mis cremas, un libro y mi gran must: el sombrero.

Es momento de celebrar y sobre todo de estar bien vestidos

Siempre dije que me gustaría tener una caja de recuerdos para poder abrirla y sentir exactamente lo que sentía en ese momento, los aromas, los abrazos, las sonrisas y tantas otras cosas mas que no terminaría jamás.¿Qué ganas no? Una caja interminable de recuerdos que puedas abrir cuando quieras.En fin, no quiero ponerlos tristes cuando es momento de celebrar y sobretodo de estar bien vestidos. Todas sabemos que para las fiestas nos podemos lo mejor que encontramos en nuestro armario. Así, que a estar atentos a estos tips, para que ese día estén esplendidas.

Creer en nuestras ideas, siempre

¿Te gustaría que armemos una marca de ropa juntas? Esa fue su ultima pregunta. Mucho no lo pensé y le dije que sí de una. Empezamos a reírnos y a imaginarnos como armaríamos nuestra querida Andrómeda. Esa noche no dormí por la cantidad de energía que me generó el llamado. La idea era empezar lo antes posible así – Soledad, mi amiga – y yo podíamos presentar la primera colección antes de que empiece el invierno. Ideas teníamos muchas pero no sabíamos como armar una marca. Me acuerdo que me fui a la librería y me compré millones de libros acerca de pymes, no tenía ni idea qué hacer.

La cartera, ese must de toda mujer

Una mañana mi Mamá me pidió que la acompañara a comprarle una cartera a mi abuela. Mi abuela era una mujer elegante que tenía debilidad por las carteras de marca. Una belleza todo lo que rodeaba esa tienda exclusiva de Avenue Montaigne. Mujeres con estilo, que iban y venían eligiendo zapatos, vestidos de todo lo que te puedas imaginar. Mis ojos se llenaban de intriga. ¿Quién era Chanel?, ¿De dónde venía? ¿Qué era lo que generaba en estas mujeres? Esas preguntas me provocaron ganas de conocer el fantástico mundo de la moda.

Les voy a contar mis aventuras desde New York, la ciudad que nunca duerme (y rara vez me deja dormir bien)

Mi novio de ese momento consiguió trabajo en Miami y me avisó que se iba. Él aterrorizado de irse por primera vez del país, yo ansiosa por la gran experiencia que él iba a vivir. “¡Me voy con vos!” le dije convencidísima. Me miró con cara de “estás loca?” y se fue sin mirar para atrás. Y entonces se despertó el bichito. Me di cuenta que necesitaba un cambio. Inconscientemente apliqué a la mejor universidad de periodismo del mundo y antes que tuviera tiempo de procesar lo que había hecho tenia un mail de aceptación en mi bandeja de entrada del mail. Habían pasado 8 años desde mi llegada a Buenos Aires y yo estaba en un avión con destino a Nueva York. Y acá estamos hace dos años y medio.