UNA COORDENADA MÁGICA EN LA CIUDAD ETERNA: ASÍ ES EL JARDÍN SECRETO DEL HOTEL DE RUSSIE EN ROMA

maleva 100
“El paraíso en la tierra” según lo describió el poeta francés Jean Cocteau

 

UNA COORDENADA MÁGICA EN LA CIUDAD ETERNA: ASÍ ES EL JARDÍN SECRETO DEL HOTEL DE RUSSIE EN ROMA.

Después de haber caminado la via Condotti, de haber disfrutado unos spritz en alguna callecita del Trastevere y de haber visitado las piazzas más emblemáticas de Roma, el plan para coronar un día de la manera más malevense posible en la Ciudad Eterna es sumergirse en el jardín secreto que alberga el Hotel de Russie (Via del Babuino, 9, 00187). 
El poeta y cineasta francés, John Cocteau, describió, en las cartas a su madre, al jardín del Hotel de Russie como el “paraíso en la tierra”. Él y Picasso comían las naranjas que sacaban de los árboles desde la terraza de su habitación, y esta anécdota delinea parte de la identidad del Hotel De Russie: un lugar con historia artística y poética, de arquitectura antigua y diseño moderno a la vez, donde uno puede enamorarse aún más de esta ciudad y de su impronta tan romántica.

Untitled
Los mejores aperitivos italianos en su barra

“El poeta y cineasta francés, John Cocteau, describió, en las cartas a su madre, al jardín del Hotel de Russie como el “paraíso en la tierra”.”

Cocteau no se equivocó, el jardín del hotel promete ser aquello que él supo expresar, un paraíso escondido. El misterioso y enorme jardín escalonado que alberga el hotel está lleno de una vegetación exuberante que enmarca el restaurante “Le Jardin de Russie”. Árboles frondosos, palmeras, naranjos y rosales, escaleras decoradas con velas que conducen a distintos rincones, y en lo más alto, un estanque de cuento. ¿Cuántas historias y secretos se esconderán en este spot de la ciudad?
maleva 30

“Sería un error no pedirse un aperitivo en el bar Stravinskij: un Rossini, un Bellini o un Negroni Bianco.”

 
Se despliega, así, un abanico de situaciones malevenses e ideales para vivir en este lugar:
desde una inspiradora tarde de lectura en algún rincón del jardín o tomarse unas copas de Pommery en el patio central después de un largo día de caminata por las calles empedradas de la Ciudad Eterna, hasta disfrutar de una pasta romana con un cocktail Caprese entre las velas, el verde imponente del jardín y la silueta imponente del hotel. Sería un error no pedirse un aperitivo en el bar Stravinskij: un Rossini, un Bellini o un Negroni Bianco. 
Las piazzas, la Fontana Di Trevi y el Coliseo pasarán a otro plano y se traducirán en un mero recuerdo para quienes atraviesen las puertas de este lugar y visiten el jardín secreto del Hotel De Russie; parte del viaje será haber descubierto y visitado este oasis, escondido en el corazón de la ciudad.

maleva 8
MALEVA 2
maleva 13
maleva 22
maleva 23
maleva 26
 
maleva 22