Islas Canarias: la España chill del Caribe europeo

35405328_10156474798029525_6623248777736093696_n
En Tenerife hay playas de arena blanca (como esta) y también de arena negra
ISLAS CANARIAS, LA ESPAÑA CHILLOUT DEL CARIBE EUROPEO
Paisajes de los cinco continentes, siete islas totalmente diferentes y un destino por descubrir.
Playas paradisíacas de sol ininterrumpido, primavera todo el año, diversidad en sus islas, paisajes de todas las regiones del planeta, arena de todos colores, turismo de todo tipo, ofertas para todo público, aguas turquesas, bahías vírgenes, naturaleza salvaje, calles urbanas, hoteles de lujo, restaurantes top, chiringuitos hippies y djs pinchando sobre la arena.
¿Dónde quedan las Islas Canarias?¿Son las Baleares?¿Son europeas o africanas?¿Son parte de Marruecos?¿Qué idioma hablan los canarios? Todas estas preguntas me hicieron mis amigos argentinos cuando estaba recorriendo Canarias, nadie entendía cómo de Barcelona aterricé en estas islas surrealistas repletas de extensos desiertos, dunas de arenas extraordinarias, playas caribeñas, pueblos antiguos y, al mismo tiempo, ciudades super desarrolladas, infraestructura del primer mundo y economía europea.
35425392_10156479605144525_3374714168501338112_n

“Nadie entendía cómo de Barcelona aterricé en estas islas surrealistas repletas de extensos desiertos, dunas de arenas extraordinarias, playas caribeñas, pueblos antiguos y, al mismo tiempo, ciudades super desarrolladas, infraestructura del primer mundo y economía europea.”

Este archipiélago está un poco más abajo de Marruecos pero pertenece a España. Cualquier español que haya pisado estas islas puede afirmar que es lo mejor que tiene su país.
Islas Canarias es de esos lugares descritos como “un paraíso”, al igual que Cancún o Ibiza, pero Canarias es un sueño, en verdad. Es que si te ponés a pensar en qué lugar de España se puede estar de ojotas todo el año sin protector solar, en qué playa europea se puede surfear sobre arena negra, en qué isla hay tanto desarrollo como para vivir todo el año sin índices de desempleos ni pobreza. Islas Canarias es un caso aparte.
35925305_1893450697614667_1249284859738718208_n
No es casualidad que estas calas hayan aparecido en textos griegos de la Era Helenística (Siglo III a.C.), con el nombre de  Islas Afortunadas, Campos Elíseos, el Jardín de las Hespérides; tampoco que hayan sido centro de disputa por colonizadores portugueses, franceses, ingleses e italianos por ser punto estratégico entre América y Europa.
Las siete islas comparten algunas características como el clima subtropical, los parques nacionales y la diversidad cultural pero cada una tiene su esencia especial. Tras los siglos, las Canarias siguen encantando a curiosos de diferentes países por sus semejanzas con los más remotos rincones del mundo y, por eso, amerita describir una por una.
36321771_1899442520348818_2455450300819963904_n

TENERIFE: LA MÁS GRANDE (Y SURFEABLE) ¡OJO TAMBIÉN A SUS COORDENADAS FOODIES COMO EL “MERCADO DEL ÁFRICA”

La más grande, con más de dos mil kilómetros cuadrados de superficie dividida en norte y sur. En el norte, las playas son de arena blanca rodeadas de vegetación densa y exuberante; mientras que al sur, las playas son de arena negra, en paisajes áridos y volcánicos. Tanto al sur como al norte, Tenerife tiene muchos spots para hacer surf, las más conocidas son Playa de Los Cristianos o la Playa de las Teresitas. El must de esta isla es el ascenso a la montaña más alta de España, el Teide. El famoso volcán tiene 3718 metros de altura, se puede subir en teleférico y, desde ahí arriba, hacer senderismo.
En Santa Cruz, el Hotel Mencey es uno de los 5 estrellas mejores de la ciudad. El restó favorito de los santacruceños es el wine bar San Sebastián 57 que se especializa en platos gourmet de mariscos. Además, hay un nuevo imán foodie en Tenerife, el del restaurante Nub de La Laguna con una estrella michelin. Pero si de arte culinario se trata, el Mercado de África es un edificio de estilo neocolonial que conserva las tradiciones de los antiguos mercados portuarios.

GRAN CANARIA: PARA SALIR DE BARES POR LA CAPITAL 

En esta isla se encuentra la capital más comercial del archipiélago. En Las Palmas, rebalsan los bares de moda, castillos del siglo XVII, lujosos hoteles y fiesta -a tope-. Pero también se caracteriza por su gran cantidad de monumentos y reservas naturales.
LANZAROTE: UNA ISLA DESIERTO DE CIENCIA FICCIÓN 
Una película de Ciencia Ficcion. Por su origen volcánico, la mayoría de las playas de Lanzarote son de arena negra. La mejor idea en esta estrecha isla es alquilar un auto para recorrer la isla de punta a punta. También se puede tomar un bote para conocer las playas o conocer La Graciosa, un islita muy curiosa; más parecida a un pueblo en el desierto del Sahara que a cualquier isla moderna de España. Recorrerla en bici, respirarla desde sus casitas blancas, sentirla desde sus volcanes de montañas amarillas y saborearla desde sus platos y vinos de la isla.
FUERTEVENTURA: UNA AVENTURA Y UN SHOCK DE NATURALEZA
Como su nombre lo indica, esta isla es una aventura total. Un shock de naturaleza. Un colchón de flora verde fluor y eternas vistas oceánicas. Más de 150 km de playas para disfrutar de la brisa del mar y todos sus deportes: kitesurf y windsurf principalmente.
LA GOMERA: UNA ISLA PARA MEDITAR Y DESCONECTARSE DE TODO (ES LA MÁS DIFÍCIL DE LLEGAR)
La isla para meditar y desconectarse totalmente del resto del mundo no solo por su condición de no turística sino por los factores de transporte que la condicionan ya que la única forma de llegar es en barco desde Santa Cruz de Tenerife.
EL HIERRO: TODO TIPO DE PAISAJES Y EL VÉRTIGO DE SUS ACANTILADOS
Sus montañosas costas se componen de zonas áridas, semihúmedas y húmedas que incluyen diversidad de paisajes: desde campos de lava desérticos hasta bosques selváticos; su vegetación incluye plátanos, pinares,  crasuláceas y cactus.
LA PALMA: TAMBIÉN LLAMADA “LA ISLA BONITA”, GENIAL PARA TREKKING
Es conocida como La Isla Bonita por sus pintorescas postales de estrechas calles adoquinadas y casas con balconcitos de madera. Además, como todas las Canarias, La Palma también se considera senderista por sus 500 km de senderos, llenos de cascadas, ríos y bosques.
En cualquiera de las Islas se puede absorber esa energía tan latina, disfrutar del clima templado (a veces te sentís en el Caribe) y vivir la cultura española en cualquier momento del año. Desde Barcelona y Madrid salen vuelos diarios hacia Lanzarote, Fuerteventura, Las Palmas o Tenerife por menos de 50 euros. Así que, no hay excusas para ser un afortunado en descubrir Islas Canarias.