SUPER BARES QUE SE VIENEN Y BARES RECIÉN INAUGURADOS: CINCO GENIALES PROPUESTAS PARA AGENDAR DE LA NOCHE PORTEÑA / POR CAMI DE RIENZO

sv
Hace pocos meses abrió Santos Vega, el primer bar que sirve sus tragos en canilla

BARES QUE SE VIENEN Y BARES MUY NUEVOS: CINCO GENIALES PROPUESTAS PARA AGENDAR DE LA NOCHE PORTEÑA / POR CAMI DE RIENZO

A todos nos gusta tener la primicia y, como fieles lectores de MALEVA, sabrán que acá se la contamos siempre. Hoy le tocó a la escena nocturna porteña, que hace años está creciendo y este 2018 apuesta por más. Cada vez más osadas, creativas y originales, las propuestas de los nuevos bares no se contentan con ofrecer simplemente tragos, sino que crean conceptos súper geniales en espacios increíbles. ¿Cuáles son los bares nuevos y que se vienen que tenés que anotar para tu próxima salida nocturna? Te lo contamos:

1) SANTOS VEGA: EL PRIMER DRAUGHT BAR DE LATINOAMÉRICA (¡SIRVEN LOS TRAGOS EN CANILLAS!) / NICETO VEGA 5924, PALERMO

sv1
El primer draught bar de Latinoamérica, esa es su carta de presentación. ¿Qué es un draught bar? Uno que sirve sus tragos en canillas. Y, aunque parezca ser la pesadilla de todo barman que disfruta del estrellato, la calidad de los cocktails – acá de autor, curados por Ezequiel Rodríguez – no se pierde. Sus dueños se inspiraron en los distintos bares del mundo con esta técnica, y decidieron importarla a Buenos Aires, demostrando que funciona y muy bien. Vas a poder probar desde un Sea Breeze hasta un London o un Bramble, los favoritos de la casa.
Este hidden bar está en pleno Palermo Hollywood, tiene dos pisos y es más bien oscuro con una mística muy recóndita y seductora. Como buen bar que promete, su barra es la protagonista y, con las botellas coloridas perfectamente alineadas e iluminadas, se convierte en la atracción de todas las cámaras. De todas formas, compite con el escenario, donde suelen sonar distintas bandas en vivo e inundan al bar de rock o blues. Sillones de madera, algunos libros, y buena música terminan de dar el toque.

2) DIVISADERO: SE VIENE UN NUEVO BAR DE TATO GIOVANONNI INSPIRADO EN LA PLAYA DE CARILÓ (¡UNA BOMBA!) / PASEO DE LA INFANTA, PALERMO

15099437_1412219362122756_3479594615579869184_n
Se viene una apertura que va a dar que hablar. Tato Giovanonni, uno de los bartenders más reconocidos y premiados del país, está a la cabeza de este nuevo bar en el ex Paseo la Infanta (al lado de Williamsburg), inspirado en su infancia. Divisadero, balneario en Cariló, era del padre de Tato y, como bien relata el bartender en su gran libro “El Mar de Tato”, trabajar en el restaurante durante su adolescencia fue lo que lo enamoró de la coctelería.
En una especie de homenaje a sus orígenes, trae la esencia playera de la costa argentina en los años 80 a Palermo, con una decoración y estética que le hace honor. De hecho, si pasan delante hoy, van a ver los banderines típicos de la costa en la puerta. Va a estar focalizado en la cerveza, con seis canillas distintas, algunas de allá, junto a tragos de los 80 y clericó (¡obvio!). “De un lado, la playa y el mar, del otro, el bosque, y en el centro el parador. Buscamos traer un poco de Cariló y Pinamar a Buenos Aires”, le cuenta Tato a MALEVA. ¡Que va a explotar no hay duda!

3) JAGUEL: LLEGA UN BAR CON UN MEGA JARDÍN, TRAGOS DE AUTOR, Y UN RESTAURANTE EN EL SEGUNDO PISO / GORRITI 5870 – PALERMO (DONDE ESTABA OLSEN)

WhatsApp Image 2018-03-23 at 18.58.04
Donde solía estar Olsen, en dos semanas vamos a encontrar a Jaguel, un bar con dos pisos y dos propuestas distintas para probar y conocer. En el piso inferior nos ofrecen, con un jardín, plantas hasta en el techo, y mucho vidrio, una propuesta descontracturada y muy canchera.
El quincho con parrilla desde donde salen tres tipos de sándwiches de carne – con pan casero que se elabora ahí mismo – te va a hacer sentir en tu casa, pero con mucha más onda. La excelente barra de cócteles fue diseñada por Lean Milan. Como bien saben los habitués de Punta Del Este, Jaguel es un parque uruguayo, y por esto la carta de tragos está alineada a la identidad rioplatense. Acá vas a poder probar tragos como “Banda Oriental” (con vodka wyboroba, sake, malibú, limón, almíbar simple y jugo de manzana).
La carta se completa con varias canillas de cerveza, y una barra de comida al fondo, desde donde salen pizzas al horno de barro (que prometen ser la estrellita foodie del bar), y más platos. En el segundo piso, la propuesta es otra: un restaurante para quince cubiertos que abre de jueves a sábados. Más formal y gourmet, acá vas a necesitar reserva para ingresar.

4) CLOSET BAR: UN SPEAKEASY DENTRO DE UN ARMARIO EN UNA CASONA ANTIGUA (¡GENIAL EL TRAGO JAMAICA GINGER!) / AV. CONGRESO 4991, VILLA URQUIZA

closet 3
Villa Urquiza también está de estreno. En una calle muy residencial con varios edificios, una casona antigua y pintoresca esconde un bar, que no se encuentra simplemente cruzando la puerta, sino que hay que abrir una segunda para ingresar. Y sí, ya nos avisaron en el nombre. Se trata de Closet Bar, un hidden bar detrás de un armario en una casona antigua que abrió sus puertas hace pocos meses y rápidamente se convirtió en un favorito local.
Reconfirmando que hoy, los bares triunfan con sus conceptos, acá la idea se lleva a todos los detalles. Si hay algo que destacan todos, es la decoración: te traslada en el tiempo y la mística speakeasy se hace notar. Además, un plus que conquista a todos: la terraza. Clásico que no falla, tomar alguno de sus tragos de autor al aire libre es otro de los atractivos del bar. Y, ya que hablamos de los tragos, no podemos no decir que son súper originales. El Jamaica Ginger lleva Whiskey Bourbon, mandarina, lima, infusión de flor de Jamaica, canela, clavo de olor y almíbar de jengibre. ¡Una bomba!

5) ENDALA BAR: LA APERTURA MÁS NUEVA DE SAN TELMO CON COCTAILS, CERVEZA Y MUY BUENA FINGER FOOD / DEFENSA 550, SAN TELMO

endala bar
Nuevo, nuevísimo (abrió hace apenas dos semanas), Endala se suma a la onda de San Telmo. Paradójicamente, el nombre significa “antiguo” en idioma zulú, y remite un poco al edificio y a la identidad del barrio.
Antes, el lugar era una cervecería artesanal, y hoy se le dio una vuelta de tuerca. “La coctelería es clásica, pero de buena calidad por el sabor de sus productos, y la idea es, con el tiempo, ir avanzando hacia tragos de autor”, nos explica Lucas, uno de sus dueños. Con respecto a la bebida que no falla, la birra, se mantuvieron las marcas artesanales, pero también se incluyó Patagonia, que mezcla el gustito artesanal con lo industrial.
Si de comida hablamos, acá es finger food que hace un mix entre distintas culturas – oriental, hindú, americana y criolla – siguiendo una línea sencilla (porque San Telmo es un barrio de paso, donde hay muchos turistas) pero con una inclinación gourmet.
Fotos: gentileza lugares mencionados