BARES "ANTI BIRRA": CINCO QUE SE LE PLANTAN CON ESTILO AL BOOM DE LAS CERVECERÍAS / POR AGUSTÍN GULMAN

35076704_224355228162674_8241595164993257472_n
La Fuerza: un genial vermú aggiornado al siglo XXI con bar propio
 

BARES “ANTI BIRRA”: CINCO QUE SE LE PLANTAN CON ESTILO AL BOOM DE LAS CERVECERÍAS / POR AGUSTÍN GULMAN. FOTOS: LUISINA FERNÁNDEZ Y GENTILEZA BARES MENCIONADOS.

Les escapan a las luces de colores y a las hamburguesas con papas como figuras infaltables de la carta. Pero por sobre todo, lo que más los distingue es que casi no tienen cervezas en sus cartas, o al menos no son las estrellas. La especialidad son los cocktails, el vermú y los vinos, y mantienen distancia del fast food artesanal.
Son bares, cavas y vermuterías que le compiten cada vez con más fuerza a las cervecerías. Comenzaron a alzar la voz con una curaduría especial que no solo incluye la carta de bebidas, sino también la de comidas. Por eso, en MALEVA elegimos cinco propuestas donde podés refugiarte de las pintas de birra.

1) LA FUERZA: PARA DISFRUTAR UN VERMÚ DE AUTOR / DORREGO 1409 – EL LÍMITE ENTRE CHACARITA Y VILLA CRESPO

35077630_224356468162550_8855114978185707520_n
Dos variedades de vermú, buena música y múltiples opciones para picotear. La Fuerza es una vermutería muy canchera que abrió sus puertas este año. Uno de sus creadores, Martín Auzmendi, cuenta que conseguir el punto justo de la bebida llevó cuatro años. Con precios accesibles, ofrecen dos expresiones de vermú, uno rojo y uno blanco, elaborados con hierbas mendocinas, mosto de vino y especias, que se pueden acompañar con soda o tónica.
Al clásico aperitivo europeo (y a su vez tan argentino) se lo puede acompañar con un triolet armado a gusto y placer. La recomendación: salame de Tandil, queso Mar del Plata y porotos. También hay empanadas, papas fritas y platos especiales, como los buñuelos de verdura acompañados con una salsa de queso y ralladura de limón. Aunque la especialidad de la casa es el vermú, en La Fuerza hay cinco variedades de vino tinto y tres de blanco.

2) CHACO BAR: TRAGOS CON PRESENTACIONES SUPER BELLAS Y UNA CARTA DE PLATOS INTERESANTE / CHACO 21 – CABALLITO

31318090_1965095010232444_1033676977493508096_n
La interminable carta del Chaco Bar incluye cervezas del mundo, sí. Pero su verdadera especialidad son las tapas y la coctelería de autor. Ideal para una cita o una salida con amigos, este bar ubicado en el corazón de Caballito tiene una oferta de lo más variada en cuanto a tragos que se percibe con solo mirar la barra.
No solo es la bebida, sino también la presentación. Por eso, un trago puede llegar en una copa, en un vaso o, quizás, en una vasija de barro. La comida tampoco es un punto menor: el sándwich de bondiola braseada es un verdadero manjar, aunque también tienen un delicioso hummus y platos de cocina mexicana.

3) LA CAVA JUFRÉ: UN MARAVILLOSO TEMPLO DE VINOS (NO DEJEN DE PROBAR SUS EMPANADAS GRIEGAS) / JUFRÉ 201 – VILLA CRESPO

10175953_10152384664732276_8644113419936835017_n
La Cava Jufré no solo es un bar o una vinoteca. Se trata de una experiencia de sabores donde el vino es el verdadero y único protagonista, aunque también deja lugar para las picadas, algunas tortillas, bruschettas y las clásicas – y deseadas – empanadas griegas. Ideado por Lito Galeano, nació a fines de 2005 y aún hoy tiene el objetivo de dar a conocer algunos de los mejores vinos del país.
Pero este almacén de vinos que cuenta con una cava subterránea no solo ofrece la experiencia de ir a beber, copa en mano, un delicioso tinto o un perfumado vino blanco. A menudo se organizan allí degustaciones y cursos, con la premisa de que el vino es una obra de arte que se puede beber.

4) LOS GALGOS: UN HISTÓRICO PORTEÑO QUE RESPIRA VERMÚ Y QUE VOLVIÓ EN TODO SU ESPLENDOR  / CALLAO 501 – SAN NICOLÁS

26814768_1331991330280889_8939603454621151875_n
Los Galgos fue un histórico bar que abrió sus puertas en 1930: entre algunos clientes memorables, por allí pasaron Aníbal Troilo y Enrique Santos Discepolo. Pero en enero de 2015 cerró sus puertas. Reabrió a fines de ese mismo año, de la mano de Julián Díaz – uno de los creadores de La Fuerza y también de 878, en Palermo – y hoy es un ícono del vermú, con tres canillas que desprenden bebida a toda hora, excepto los domingos.

5) VERNE CLUB: UN BAR DE TRAGOS DE AUTOR BY FEDE CUCO Y SOLO UNA CERVEZA / MEDRANO 1475 – PALERMO SCALABRINI

34685753_2261230783903669_8669512480499695616_n
Si hay una opción “antibirra” por excelencia, esa es Verne Club, un bar especializado en tragos que ganó dos veces el premio a la mejor barra en el país, donde la coctelería es la protagonista y la cerveza ocupa un lugar relegado. En cinco años de historia, Verne Club presentó más de 500 tragos, con una particularidad: la carta se altera en cada estación para utilizar productos de cada temporada.