Uruguay siempre es un paraíso (en y fuera de temporada)

Y fuera de temporada es otro paraíso. Lo que es incuestionable es el amor que sentimos J y yo por el Uruguay que me llevó a conocer Rocha, Minas, Soriano, Colonia, Aguas Dulces y tantos otros pueblos charrúas llenos de encanto. Cada road trip es distinto. Nunca mejor aplicada la frase “the journey is the destination”. Muchas veces agarramos el mapa y elegimos las rutas no pavimentadas para descubrir lugares nuevos. Y Uruguay no te decepciona, siempre aparece algo con esa estética tan característica de la República Oriental. ¡Tengo varios lugares secretos que quiero que sigan manteniéndose así por eso no pienso tirar ni una punta!

El clásico de mi abuela o los libros de recetas con imprecisiones

En mi biblioteca gastronómica me faltaba el clásico de la cocina argentina: el Doña Lola. Era una cocinera que se llamaba Dolores Clotilde y en los cincuenta y sesenta era algo así como la competencia de Doña Petrona. Este diccionario gourmet atesora cientos de recetas criollas y no tanto. En mi familia hay varios platos que ya son un clásico en reuniones y cumpleaños. Un clásico es el budín de coco “Mima” que hace mi abuela casi todos los fines de semana. Es extraño pero nunca antes de recibir el libro había leído la receta original. Cuando la leí me quedé un poco sorprendida por su imprecisión.

La satisfacción perfecta de ser habitué del Teatro Colón

Hasta ahora he visto las escenografías más variadas. Un Cristo gigante puesto en escorzo en La Forza del Destino, un excepcional coro en escena en La Pasión según San Marcos ¡O una romántica Villa Sevillana con Santa Rita y todo! Poco a poco voy educando mi oído musical y empiezo a entrar en este mundo mágico que es la ópera. Y no hay “tutía”: la amás o la odiás. Una gran compañera para hacer este programa es mi abuela Zulema, melómana de alma, siempre me cuenta cuál es el aria más famosa o de la dificultad de llegar a tal o cual nota.

Diálogo en New York con el genial escritor inglés Martin Amis

Desde el primer momento, percibí ese sentido del humor tan característico de los ingleses. Según Amis, hay 4 categorías de personas: John, Paul, George y Ringo. Él era, de acuerdo a su mujer, un Paul que quería ser un John, pero que en realidad era un George encubierto. Amis nos dijo que estuvo viviendo tres años en Uruguay, en un pueblo muy chiquito. ¿José Ignacio? ¡Sí!

Sé el más limpio, el más elegante, el más cordial, el más fino, en todo momento y lugar

Les voy a compartir el decálogo de Don Pichín. Pichín ya no está ( se murió a los 98 en enero de 2010) pero nos dejó, además de tragos con nombres geniales como Antesala del infierno, Don Cleptómano, Dirás cómo fue, Jupiteriano o Hurry up!, el decálogo del barman que copio a continuación: 1: El barman es un artista y la coctelería un arte que se nutre de espíritu, sabor, aroma color, genio y fantasía.

Si estuvieran de invitados en casa les ofrecería un trago para romper el hielo

¡Se puede saber mucho de una persona con sólo mirar el drink que tiene en la mano! Ilustro: las chicas – siempre son las chicas – que se piden un daiquiri de frutilla que les dura 2 horas, en realidad querrían estar tomando una Coca light. No tienen cultura alcohólica. No les gusta tomar pero se piden eso para cancherear. Personalmente prefiero verlas tomando un vaso de Sprite con pajita antes que sosteniendo ese copón rosa chicle durante horas.